Capitalizar el paro: ventajas e inconvenientes

capitalizar-el-paro

Si estás en el paro y todavía te quedan al menos tres mensualidades de prestación por cobrar, puedes solicitar el pago único para montar un negocio como autónomo o socio en una sociedad laboral o cooperativa. Es un sistema que tiene sus ventajas (la principal es que se cobra rápido), pero que no siempre es la mejor solución para arrancar una actividad.

 

Recordemos en que consiste

En su tiempo explicamos en otro artículo todo sobre el tema, e invito a los lectores que quieran saber más a leer el post sobre el pago único. Pero te resumo lo más importante.
Capitalizar el paro es simplemente cobrar de forma anticipada la prestación por desempleo pendiente. Se puede hacer de dos formas:
- cobrando una cantidad para pagar la inversión en un nuevo negocio (justificándola con facturas)
- recibiendo una subvención de las cuotas de cotización de autónomos hasta agotarse el importe de la prestación

Estas dos vías son independientes y complementarias. Dependiendo de la situación, puede merecer la pena optar por una, otra u ambas.

Los hombres de más de 30 años y las mujeres de más de 35 años solo pueden obtener el 60% de la prestación en la primera modalidad (el 40% que queda pueden decidir aplicarlo al pago de las cuotas de la seguridad social). Los jóvenes y las personas con discapacidad pueden obtener el 100% para pagar la inversión inicial.

 

Ventajas del pago único

Plazo de cobro

Es un dato importante. De hecho, de las subvenciones para emprendedores más habituales, la capitalización de la prestación por desempleo es la única que cumple realmente con el objetivo de ayudar al arranque de la actividad. Las otras, y especialmente la subvención al autoempleo, pueden tardar meses o años en ser cobradas, lo que las invalida como ayuda para emprender y la convierte más bien en una ayuda de consolidación del negocio.

Por regla general, el pago único se cobra un mes después de la solicitud. Más exactamente me refiero a la parte de la subvención destinada a pagar las inversiones. El esto (subvención de la cotización a la seguridad social) puede tardar más tiempo.

Elección de la modalidad

Otra gran ventaja es que se puede elegir como se recibe el pago único. Una persona que quiera montar un negocio que requiere una inversión inicial importante probablemente prefiera cobrar el máximo posible en un solo pago, mientras otra que no necesita invertir tanto preferirá reducir sus gastos mensuales con la subvención de la cotización hasta agotar la prestación.
Esta posibilidad de elegir la modalidad (y de combinar ambas) da bastante flexibilidad a la ayuda, y se agradece.

 

Inconvenientes de capitalizar el paro

Se consume el derecho a prestación

Suponiendo que el negocio no vaya bien y que se haya invertido toda la prestación, harán falta seis años de cotización por cuenta ajena para volver a tener derecho a los 24 meses de paro. Es algo muy lógico, pero también significa que quien vaya a pedir el pago único tiene que saber que apuesta en serio por su proyecto.

Solo es accesible a desempleados con derecho a prestación

En mi opinión, es un error haber limitado esta ayuda a los parados con derecho a prestación. Hubiera sido más interesante abrir la posibilidad de capitalizar el paro también a personas asalariadas o que hayan dimitido de sus empleos, que de otra forma no tienen derecho a ninguna subvención. Y en este caso se trata de derechos que han acumulado con su trabajo.

Hay discriminación por edad y género

Si eres un hombre de 31 años solo tienes derecho a capitalizar el 60% para la inversión inicial (el 40% restante se pueden aplicar a la cotización por desempleo). Si eres una mujer de 35 años o un hombre de 30 tienes derecho a capitalizar el 100%. Esta discriminación no tiene sentido alguno. Todas las personas deberían poder elegir libremente si cobrar el 100% para cobrar la inversión o aplicar el dinero a subvencionar las cuotas de la Seguridad Social.

Se puede perder la subvención de las cuotas

Otra cosa importante, es que si la persona que hace la solicitud no la rellena correctamente, puede cobrar el 60% del importe de prestación pendiente y no cobrar nunca el dinero restante (vía la subvención de cuotas). Es decir que por un despiste se puede perder el 40% de la subvención. Debería ser automático: lo que no se use en una modalidad pasa a la otra.

 

No siempre interesa capitalizar el paro

Voy a poner dos ejemplos. Por un lado una persona que quiere abrir una tienda y por otro lado un profesional que quiere vender sus servicios de asesoría.

En el primer caso, capitalizar la prestación por desempleo es una buena idea, ya que la apertura de una tienda supone obras, compra de equipos, compra de género, etc.

Pero en el segundo caso, lo que más importa es crear una red de contactos, visitar empresas, etc. Por lo tanto, en esta segunda hipótesis, probablemente sería más interesante seguir cobrando el paro mientras se trabaja en hacerse conocer, para luego solicitar el pago único en la modalidad de subvención de las cuotas de la Seguridad Social, si es que en este momento todavía queda prestación por cobrar.

 

Artículos relacionados

¿Qué es la responsabilidad limitada?

¿Qué es una data room?

El pago único

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Crear Empresa, Financiación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Capitalizar el paro: ventajas e inconvenientes

  1. pablo dijo:

    Totalmente de acuerdo con el autor y con Alberto. Te obligan a “quemar” la pasta en algo que luego vender es un problema en caso de necesidad.
    Además, en el caso de los servicios, es bastante inútil y tampoco es viable seguir cobrando el paro puesto que se necesita facturar. Por otra parte, de que me sirve que me sigan pagando la cuota de autónomo si tengo poco trabajo.
    Creo que tendría que ser un seguro, que uno se lo gestiona como quiere (evidentemente sería menos dinero). Pero como hay mucha gente desinformada y sin educación que no sabe gestionar su dinero, al final les acabaríamos pagando de algún sitio.

  2. Alberto dijo:

    Nos engañan, con el tema de emprender.
    Pues a mi no me ha convencido nada esto de capitalizar el paro, lo único que se es que no me funciona mi negocio, capitalice el 60% y el otro 40% para pagar cuotas de autónomos, a día a de hoy no se como pueden vender a la gente esto, me parece muy mal las formas de como lo hacen, no se entiende que para que te capitalicen te pidan la idea y desarrollo, que me parece lógico pero que en un mes el 60% te lo tienes que fundir en solo y exclusivamente cosas para el negocio, esto como se come? no puedes replantearte nada, ni hacer movimientos comerciales, ni pensar en que mas cosas puedes necesitar dentro de x tiempo, todo tiene que ser deprisa y corriendo, esta muy mal echo todo esto, si te quedas en el paro cobrando por lo menos tu paro te ayuda a comer, pero si capitalizas como no te comas las herramientas que has comprado deprisa y corriendo…. no se… alguien ve normal esto? gracias

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

(Spamcheck Enabled)