Plan de empresa de un taller mecánico

plan-de-empresa-taller-mecanico

El sector de los talleres mecánicos no es ajeno a la crisis, sin embargo, la caída de actividad ha sido mucho menor que la que se observó en la venta de automóviles nuevos (donde el mercado es hoy menos de la mitad de lo que era antes de la crisis). Hay menos desplazamientos, la gasolina es más cara, pero sin embargo sigue siendo necesario revisar, mantener o reparar el enorme parque de vehículos españoles. Por eso en este artículo vamos a explicar como hacer el plan de empresa de un taller mecánico. Es un sector al que le tengo un cariño especial ya que pasé unos años como responsable financiero de un grupo de concesionarios.

 

Evolución del sector

La facturación de los talleres ha ido disminuyendo de forma importante desde el inicio de la crisis. Si nos basamos en los datos que publica el Instituto Nacional de Estadísticas, la caída de ventas del sector entre el 2007 y el 2011 ha sido casi del 20%. Sin embargo, sigue siendo una pieza muy importante en la economía española, con un volumen de negocio de más de 9.500 millones de euros al año, más de 40.000 empresas y cerca de 140.000 personas ocupadas.

evolucion-venta-talleres(*) millones de euros

La bajada de ventas es la combinación de diversos factores. Por una parte, el sector se beneficia de la caída de las ventas de vehículos nuevos, ya que un parque más antiguo suele significar una mayor probabilidad de incidencias mecánicas. Según datos de la DGT, más de un 70% del parque tiene más de 7 años.

Por otro lado, los factores negativos son numerosos:

  • El gasto en carrocería es cada vez menor:
    • Los clientes usan más seguros a terceros en lugar de todo riesgo
    • Los que no tienen el seguro a todo riesgo demoran la reparación de carrocería
    • Las empresas aseguradoras presionan más a los talleres sobre sus tarifas
  • Los vehículos circulan menos, lo que disminuye la frecuencia de mantenimiento y el número de reparaciones
  • Hay muchos talleres informales que hacen reparaciones fuera de la ley, ocasionando una competencia desleal para los talleres legales, ya que ni pagan impuestos, ni cumplen las normativas laborales o medioambientales.

 

Planteamiento de la idea de negocio

Propuesta de valor

Antes de montar un taller, es importante pararse a pensar en la propuesta de valor para los clientes. Es decir: que es lo que este nuevo taller va a aportar al consumidor que todos los demás actualmente en el mercado no han sido capaces hasta ahora de aportar.

Quizás sea algo tan sencillo como aportar servicio a una zona que no disponía de ningún taller de reparación y mantenimiento de vehículos. A lo mejor se trata de un concepto con precios mucho más ajustados y procesos diseñados para ahorrar. O quizás sea una idea totalmente diferenciada de la mayoría de las propuestas del mercado, con el objetivo de atender a un nicho de mercado. Por ejemplo un taller que repara vehículos antiguos o un taller especializado en la personalización de vehículos (tunning).

 

Monetización

En lugar de ir directamente por el modelo clásico (cobrar por cada operación de mantenimiento o reparación), cuando diseñes el plan de empresa de un taller mecánico, deberías plantearte una reflexión sobre modelos alternativos.

Una de las posibilidades es el concepto del contrato de mantenimiento (que no es otra cosa que un modelo de suscripción): cobras una cuota mensual o anual y a cambio el cliente tiene derecho a ciertos mantenimientos bien definidos.

En Valencia, una empresa ha reinventado el concepto montando un taller que alquila boxes equipados a profesionales y particulares.

Siempre se puede innovar. Por ejemplo, se podría imaginar que un negocio de carrocería colocará anuncios en los coches de los clientes a cambio de un descuento, y generará ingresos por publicidad.
 
solicitar-plan-de-negocio

Estudio de mercado

Segmentación de clientes

Una vez que hayas definido tu propuesta de valor tendrás que definir claramente tu segmentación de clientes, e idealmente saber donde están o por donde se mueven. No tendrás el mismo tipo de cliente si ofreces low cost o al contrario lujo, con todas las variaciones entre estos dos extremos.

La ubicación del taller tendrá más o menos importancia en función del planteamiento del negocio. Si por ejemplo tus clientes son los propietarios de vehículos de colección, quizás no necesites mucha visibilidad, aunque tendrás que tener unas instalaciones conforme al estatus de tus clientes. Si optas por ser un taller generalista o trabajar para una marca (como taller oficial), la ubicación será un elemento fundamental.

 

Estudio de competencia

Analiza tus competidores uno a uno (o al menos los 10 más importantes). De nuevo, la definición de los competidores dependerá del planteamiento de tu idea. Si vas a ser taller oficial de BMW te dará un poco igual que haya un taller oficial de Dacia cerca, porque los clientes en común serán escasos. En este caso, tu competencia principal serán otros talleres de la misma marca, y algún que otro multimarca bien posicionado para los coches de alta gama.

Por definición, a un taller se llega en coche, por lo que la zona de competencia es mayor a la de otros comercios. A un cliente no le importará tanto hacer algunos kilómetros más si encuentra un servicio más barato y con mejor atención.

 

Obligaciones legales

Un taller de vehículos tiene unos requisitos administrativos superiores a la media, algo lógico si consideramos los riesgos asociados. Por este motivo no se puede instalar un taller en cualquier parte, ni de cualquier forma. Entre otras cosas habrá que contar un suelo que no deje que se filtren los residuos (aceite y otros). Hay normativa sobre ruidos, sobre seguridad para los trabajadores (algunas operaciones de mecánica pueden ser peligrosas), sobre humos (hacen falta extractores), sobre almacenamiento y recogida de residuos (aceite, baterías, neumáticos), etc.

Es muy importante informarte en detalle de la normativa nacional, autonómica y local, porque condicionará tanto la elección del local como algunas obras o la compra de material.

 

Inversión

Abrir un taller supone una inversión importante. Todo depende por supuesto del tipo de servicios que se van a ofrecer al cliente, pero la adecuación del local y la inversión en maquinaria pueden suponer mucho dinero.

Tendrás que prever al menos invertir en un poco de material informático y en un programa de gestión de talleres, algo de mobiliario, pero sobre todo en maquinaria, como por ejemplo en maletas diagnósticas, banco de frenado, columnas elevadoras, grúa, y el resto de las herramientas. La instalación de extractores de humo o del aire comprimido también puede suponer más costes. Si quieres hacer carrocería en condiciones, tienes que saber que una cabina de pintura suele representar una inversión importante. Y no te olvides del stock inicial de piezas de recambio.

El importe total de la inversión depende mucho de un taller a otro, pero es muy fácil que un proyecto pequeño suponga al menos unos 50.000€ en inversión. En este tipo de proyectos, como en otros muchos sectores, se puede aprovechar material de segunda mano, y así reducir la inversión inicial.
 
solicitar-plan-de-negocio

Estimación de resultados económicos

Previsión de ventas

En un taller tradicional se facturan principalmente dos tipos de bienes: la mano de obra (las horas trabajadas) y los recambios.

Normalmente, un taller trabaja en base a un manual de tiempos. Se trata de un documento que clasifica todas las operaciones (al nivel de detalle) y les afecta un tiempo teórico de trabajo, que se factura al cliente.

Por ejemplo, si sustituir una pieza representa un trabajo de 2 horas según el manual de tiempos, se le facturará al cliente 2 horas de trabajo (más la pieza), haya tardado el mecánico media hora menos o una hora más.

En un taller habrá operarios más o menos hábiles y más o menos experimentados, pero sus diferencias de rendimiento no se repercuten al cliente. Evidentemente, se supone que el manual de tiempos refleja el tiempo que un operario medio tardaría en efectuar la operación.

En base al planteamiento del negocio, se puede estimar cuales serán las operaciones más frecuentes para el taller.

Para saber cuantos clientes visitarán el establecimiento, lo ideal sería poder contar con los datos de parque automóvil de la zona, custodiados por la DGT, y hacer una estimación teniendo en cuenta la ubicación del taller y la presencia de competencia.

Si combinamos las operaciones más frecuentes con el número de visitas estimadas, gracias al manual de tiempos se obtiene una estimación de las horas facturadas. Al mismo tiempo se obtiene una idea del importe medio de recambios facturado.

Quedan dos datos importantes por definir:

  • A qué precio vamos a facturar la mano de obra
  • Qué precio nos cuesta una hora de trabajo

Ambos datos van relacionados. Evidentemente, el precio al público viene principalmente marcado por la demanda y la competencia. Pero no tendría sentido facturar por menos de lo que nos cuesta una hora de trabajo, por lo que habrá que calcular este coste.

En el coste de una hora de trabajo de un mecánico entran su sueldo, la cotización a la seguridad social, pero también el tiempo durante el cual el mecánico no está trabajando para un cliente, por muchos motivos (vacaciones, otras tareas, falta de trabajo). Suponiendo que el sueldo de un operario sea de 18.000€ brutos al año, y que potencialmente pueda trabajar unas 1.800 horas al año, su coste horario sería de 13,5€.

¡Cuidado! Estamos hablando de una persona que salvo las vacaciones, estaría produciendo 8h al día sin pérdidas de tiempo. En realidad, con los distintos motivos de inactividad, habría que aumentar este coste al menos un 10%, y llegaríamos a 15€/hora.

Teniendo en cuenta que hay que asumir gastos variables y gastos fijos, si el coste de una hora es de 15€, el precio al público debería ser al menos el doble, es decir 30€. En este ejemplo vamos a poner un precio de 32€.

 

Margen sobre ventas

Ya hemos estimado el coste de la mano de obra. Nos queda saber con que margen se venden los recambios. Si nos basamos en los datos del INE, las empresas que se dedican al comercio de piezas de recambios para el automóvil tienen un margen medio del 26% . Pero vamos a tomar como referencia un margen del 20% en este ejemplo.

 

Gastos fijos

Los principales gastos fijos de un taller son el alquiler del local, el gasto del personal (mecánicos excluidos) y la amortización de las inversiones. Los suministros y algunos otros gastos y servicios pueden suponer cantidades relevantes.

En este ejemplo, vamos a suponer que se trata de un taller con 3 mecánicos y una persona con un perfil administrativo, que gestiona las citas, la recepción del vehículo, hace presupuestos y también la facturación y el cobro.

 

Rentabilidad

Así podría quedar la cuenta de resultados provisional de un taller:

prevision-resultados-taller

Hemos puesto únicamente los primeros meses, teniendo en cuenta que la actividad empiece con solo un 50% de ocupación para los mecánicos. Al terminar el año hemos supuesto que la carga de trabajo ya sería del 70%. Esta progresión es para tomar en cuenta el tiempo que se tarda en consolidar un negocio.

Como se puede ver, en el primer año apenas se gana dinero, y en algunos meses de poca actividad (verano) se pierde bastante. Es algo lógico, e incluso podríamos decir que esta previsión es optimista teniendo en cuenta la coyuntura actual.

Ten en cuenta que eso solo es un ejemplo simplificado. Si quieres un plan de negocio totalmente adaptado a tu proyecto, tendrás que trabajarlo en profundidad paso a paso, o confiar en un profesional para que te lo elabore (si me lo pides a mí, será un placer).

 

Artículos relacionados

Plan de negocio para una consulta médica

Plan de negocio para una empresa de organización de bodas

Plan de empresa de una óptica

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Crear Empresa, Plan de Empresa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

(Spamcheck Enabled)