5 factores a tener en cuenta antes de presentar el plan de negocio a un banco

factores bancoMi experiencia preparando planes de negocio para emprendedores muy distintos y sectores variados me ha enseñado que en muchos casos, el promotor del proyecto no entiende muy bien el propósito y los límites de este documento. Hay cinco puntos en particular que me gustaría destacar, por si pueden servir de ayuda a futuros empresarios que están preparando el arranque de su negocio.

El plan de empresa es importante, pero no lo es todo

Defiendo la validez del plan de negocio como herramienta para estructurar ideas, conocer mejor el negocio y valorar las posibilidades de rentabilidad a medio y largo plazo de una empresa en particular. Eso es mucho. Pero el plan de empresa no es mágico. Un buen plan de negocio no asegura el poder cerrar una financiación. Tampoco garantiza el éxito del proyecto. Hay tantos factores desconocidos que influyen. Con un buen business plan, estás más preparado para lo que viene, nada más, y nada menos.

A los bancos les gustan las garantías

Dar demasiada importancia al plan de negocio también lleva a algunos emprendedores a pensar que un banco podría prestar dinero solo en base a la coherencia de los números y de los argumentos escritos en el documento. En realidad, es bastante raro que un proyecto se financie al 100% solo con el plan de negocio. A los bancos les gustan garantías más tangibles como bienes embargables o garantías personales de terceros solventes.

¿Cuánto riesgo asume el emprendedor?

A los inversores y a los bancos les gusta que el promotor de un proyecto se moje y vaya más allá de bonitas palabras. Confían mucho más en las posibilidades del futuro negocio si ven que el emprendedor arriesga algo significativo, como parte de sus ahorros. Si el promotor no está dispuesto a arriesgar más que su tiempo y que toda la financiación viene del exterior, entonces da una mala impresión. Parece que el emprendedor no cree en su propio proyecto.

factores plan de negocioCoherencia entre proyecto y promotor

Otra idea equivocada pero muy extendida es pensar que un negocio es bueno o malo en sí. En realidad, los negocios los hacen personas, con sus habilidades, conocimientos, defectos o cualidades y sus valores. Un proyecto puede pintar muy bien en el papel, pero si lo lleva a cabo la persona equivocada, tendrá pocas posibilidades de éxito. Por eso es tan importante la coherencia entre el proyecto y su promotor. Es decir que el emprendedor tenga habilidades, experiencias y conocimientos que encajen con el proyecto.

Resultados reales

La única forma de saber si un negocio puede ser rentable sería viajar en el futuro y ver cómo le está yendo. Después, la segunda mejor alternativa es si la empresa ya está funcionando y tiene algunos resultados concretos que puede demostrar. Idealmente ventas, pero sino, con compromisos de compra por parte de posibles clientes ya se dispone de un índice interesante de lo que pueda llegar a hacer. Por eso es importante probar el concepto de negocio, siempre que se pueda.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Plan de Empresa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*