Reducir los gastos de empresa pidiendo facturas y no tickets

ticket-o-factura

En el funcionamiento normal de una empresa, una serie de pequeños costes repetitivos (gasolina, comidas, pequeño material) se suelen contabilizar como gastos usando como base los tickets de compra. Habitualmente, se trata de gastos incurridos por el personal, especialmente los comerciales, y que se pagan mediante informes de gastos.

El problema de funcionar con tickets, es que el IVA no es deducible. Esto significa que cada gasto de este tipo cuesta a la empresa un 18% más de si se hubiera justificado con factura. El sobrecoste real después de impuestos sobre beneficios es algo menor (12,6%). Por otro lado, el impacto sobre la tesorería es significativo, ya que en un caso se puede recuperar el IVA y en el otro no.

Para reducir el valor de compras justificadas con tickets, varias soluciones son posibles, la más sencilla siendo establecer acuerdos con los centros más habituales de compra (una gasolinera en concreto, un restaurante, una tienda de materiales de oficina), para establecer facturas periódicas (por ejemplo mensuales). Con estos acuerdos, se podrá conseguir un ahorro adicional si se negocia un descuento por ser cliente habitual.

Artículos relacionados:

3 ideas para reducir los gastos de móviles de empresa

Un sencillo consejo para ahorrar en gastos de teléfono

5 ideas para reducir los gastos en un concesionario

Más información en www.cofike.com

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Costes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*