Plan de empresa para una clínica dental

En España, la Seguridad Social cubre solamente una parte muy básica de la salud bucodental, haciendo poco más que extraer muelas, como las del juicio. Eso deja un mercado privado importante para todo lo demás: curar caries, poner coronas e implantes, hacer ortodoncia, y evidentemente, todos los tratamientos estéticos. Es probable que el mercado esté hoy en día un poco saturado de clínicas privadas, pero eso no significa que un nuevo centro no pueda tener éxito. Por eso vamos a plantear el plan de negocio de una clínica dental.

Visita nuestra página resumen con más ejemplos de planes de empresa.

Principales servicios ofrecidos por una clínica dental

  • Servicios más comunes de higiene dental, como limpiezas, revisiones periódicas y tratamiento de caries. El papel del dentista incluye además una parte de consejo de higiene bucal, que no se cobra pero que aporta valor a los pacientes.
  • Trabajos más avanzados para tratar problemas más graves o complejos, como reconstrucción completa de un diente (endodoncia), colocación de una corona, o incluso tratamientos con implantes.
  • Trabajos para mejorar la estructura de los dientes, con tratamientos de ortodoncia.
  • Servicios con una componente más estética, como el blanqueamiento de dientes.

Equipo promotor del proyecto

Evidentemente, no puede abrir un clínica dental cualquier persona. Hace falta tener el título de dentista. Pero no basta con eso. Por un lado, al tratarse de un oficio en contacto directo con la gente, realizando tratamientos que muchas veces asustan a los pacientes (miedo a tener dolor), es más que recomendable tener una personalidad sociable y tranquilizadora. Por otro lado, como existe mucha competencia en el sector, es recomendable desarrollar unas habilidades comerciales, para poder promocionar la clínica y convencer a los pacientes que la visiten.

Ubicación

La mejor ubicación para una clínica dental es dentro de un gran núcleo de población, como un barrio residencial o una zona comercial. Pero también, y como la mayor parte de los negocios, es fundamental tener una buena visibilidad, y por lo tanto se privilegian las calles muy transitadas, especialmente aquellas donde pasan muchos peatones. Esto permite que la gente que frecuenta la zona se pueda fijar en la clínica, y recordarla cuando necesite un servicio.

Competencia

Las clínicas dentales tienen en general bastante competencia, que se puede analizar en tres diferentes grupos:

  • Las clínicas independientes, es decir aquellos negocios que tienen solo uno o dos centros, gestionados por dentistas independientes.
  • Las cadenas especializadas, como Vitaldent, Unidental, Dentix o CareDent, que crecen a base de franquicia o de la apertura de centros propios.
  • Los centros dentales de las grandes aseguradoras, como Asisa Dental, Millenium Dental, o Adeslas Dental, que han sido creada en los últimos años por las compañías de seguros como una integración vertical dentro de sus negocios.

Los dos últimos grupos son sin duda los competidores más preocupantes para un nuevo centro dental. Por un lado, las franquicias aprovechan las economías de escala y la puesta de procedimientos estándares para abaratar costes, y poder ofrecer servicios más económicos a los pacientes. Por el otro, las filiales de las aseguradoras captan fácilmente los pacientes asegurados con su póliza.

Clientes objetivos

En teoría, la salud dental debería ser una preocupación para toda la población. Sin embargo, debido a que se trata de un sistema mayoritariamente privado, buena parte de la población, y especialmente aquellas personas con menos recursos, no se preocupan por su salud dental, salvo cuando tienen un problema concreto, como un dolor de muelas.

Después, en función de la edad y el género, hay algunos servicios que tienen unos clientes objetivos más definidos. Por ejemplo, la ortodoncia suele dirigirse a los niños, porque sus padres quieren que tengan una boca sana y bonita, pero también a mujeres jóvenes, y cada vez a más hombres, sobre todo con el desarrollo de técnicas invisibles. Por otro lado, servicios como implantes o coronas se suelen dirigir a adultos y personas mayores, cuyos dientes han sufrido más desgaste por el paso de los años.

Inversión necesaria

Dentro del sector servicios, las clínicas dentales son sin duda una de las empresas donde la inversión inicial es muy notable, debido al coste de los equipos fundamentales para un desarrollo normal de la actividad. Normalmente, se estima que el coste de instalación se sitúa en una horquilla entre 150.000 y 300.000€, dependiendo del tamaño de la clínica, del número de consultas, y del tipo de equipos elegidos.

Un pequeño proyecto, de unos 150.000€ que incluiría unos 30.000€ en obras y  unos 100.000€ en equipos médicos: el ortopantografo, o equipo de radiografía, puede costar más de 40.000€, el sillón con compresor más de 20.000€. A eso habría que sumar el mobiliario, los equipos informáticos, la rotulación de la fachada, la fianza del local, la compra inicial de materiales, etc.

Gastos

Los principales gastos de una clínica dental son el alquiler del local y el gasto de personal. Normalmente se contrata a una auxiliar que pueda ayudar en los tratamientos  y una secretaria para atender las citas, que muchas veces son la misma persona. Además, están los gastos asociados al local (luz, agua), los gasto de telefonía, y por supuesto la amortización de la inversión inicial, además de otros gastos y servicios externos (seguros, gestoría, etc) y de los gastos financieros del crédito, si se financió la clínica en parte con deuda.

Suponiendo que sea una clínica con un dentista autónomo y un empleado, los gastos mensuales podrían quedar de la siguiente forma:

  • Alquiler: 600€
  • Personal: 800€
  • Seguridad Social: 240€
  • Cotización Autónomos: 300€
  • Luz, agua: 150€
  • Teléfono, Internet: 70€
  • Seguros: 100€
  • Gestoría y otros servicios profesionales: 150€
  • Gastos financieros: 400€
  • Amortización inversión: 1.300€
  • Diversos: 100€

TOTAL GASTOS: 4.210€

Nota: la amortización no tiene un impacto en la tesorería mensual, pero se considera gasto a efectos contables y de impuestos.

Costes de venta

Además de los gastos, en muchos tratamientos se usan productos y materiales. No les he considerado en el apartado anterior porque dependen de la actividad (si no hay un tratamiento, no se consumen). Se puede estimar que los materiales cuestan un 25% de lo que finalmente se factura al paciente.

Estimación de ventas y resultados

No es fácil estimar la facturación de una nueva clínica dental, dado que según la ubicación o la pertenencia al cuadro médico de algún seguro, puede tener más o menos potencial de facturación. Además, influye el tipo de servicios que ofrece. Una especialización en ortodoncia o en implantes permite conseguir facturaciones significativamente más altas.

De todos modos, considerando un mes sin actividad (agosto), y una clínica dental pequeña como la que hemos valorado en este ejemplo, se puede estimar una facturación mensual del orden de los 8.000 a 10.000€. Por lo tanto, si cogemos como referencia una facturación media de 10.000€, a los cuales restamos 2.500€ de materiales y 4.210€ de gastos, quedaría un beneficio mensual antes de impuestos de 3.290€. En caso de una facturación de 8.000€ el resultado antes de IRPF sería de 1.790€.

Teniendo en cuenta el alto nivel de competencia, y la poco fidelidad de los pacientes, la forma más eficiente de conseguir buenos resultados es ofreciendo un servicio de calidad, con unos tratamientos perfectamente ejecutados y un trato al cliente excelente. Para una clínica independiente, este enfoque sobre la calidad del servicio es probablemente la mejor arma contra las cadenas y franquicias, cuya estrategia suele ser más de ofrecer precios bajos.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Plan de Empresa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Plan de empresa para una clínica dental

  1. Irving dijo:

    Muy interesante el articulo, pondre en practica todo lo que has compartido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*