¿Cuánto cuesta ser autónomo al mes? Ejemplos prácticos

Cuánto cuesta ser autónomo al mesDarse de alta como empresario individual, más conocido como autónomo, no cuesta nada, pero luego implica ir pagando algunos gastos mensuales. En este artículo, vamos a explicar muy clarito cuánto cuesta ser autónomo al mes, hablando de la cotización a la Seguridad Social y del pago del IRPF. También hablaremos del IVA, aunque, en realidad, ese impuesto no representa un coste para los autónomos, aunque sí que requiere ser gestionado.

¿Cuánto cuesta la cotización de autónomo cada mes?

La cotización al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es uno de los principales gastos que tienen los empresarios individuales. Es un gasto fijo, que no depende ni del nivel de ingresos, ni de los beneficios obtenidos.

Un autónomo puede elegir si cotiza por el mínimo o cualquier cantidad superior hasta el máximo. En 2021, la cotización mínima es de 289 euros al mes, mientras la máxima es de 1.245 euros. El interés de cotizar por más cantidad es poder contar con una pensión de mayor cantidad en el futuro.

También hay que tomar en cuenta el descuento que tienen los nuevos autónomos en los primeros dos años. Es la famosa tarifa plana. Durante el primer año se paga un 20% de la cuota mínima, luego un 50% durante 6 meses y un 70% durante los últimos 6 meses. Es decir, aproximadamente 60 euros, 145 euros y 200 euros, respectivamente. En total, los nuevos autónomos se ahorran más de 4.000 euros en cotización durante los primeros dos años.

¿Cuánto cuesta el IRPF del autónomo cada mes?

La respuesta es… depende. Porque el impuesto sobre la renta de las personas físicas, que es el que pagan tanto los trabajadores por cuenta propia (autónomos) como los trabajadores por cuenta ajena (asalariados), depende del nivel de ingresos. Además, en el caso de los autónomos, los pagos a cuenta son un poco diferentes que para los empleados.

¿Cómo funciona el IRPF para un asalariado?

Los trabajadores por cuenta ajena tienen una retención en la nómina, basada en unas tablas que proporciona Hacienda a las empresas. Cada mes, se les retiene un porcentaje de la nómina. El año siguiente, durante la campaña de la renta, el trabajador recupera lo que pago de más (devolución) o paga lo que le faltó por abonar (pago). El resultado de la declaración no es, sin embargo, lo que realmente pagó el trabajador, es solamente la diferencia entre los pagos a cuenta que hizo la empresa y la cantidad de impuestos que tenía que abonar la persona en función de su situación.

¿Cómo funciona el IRPF para un autónomo?

El empresario individual no tiene nómina, por lo que Hacienda tiene que tener otros métodos para recibir los pagos a cuenta. Hay dos métodos de retención.

  1. Los autónomos registrados en el IAE como actividad profesional, porque la mayoría de sus clientes son empresas, tienen una retención de IRPF en las facturas que hacen a clientes empresariales (sociedades y otros autónomos). Esos clientes retienen el IRPF y lo pagan a Hacienda en nombre del autónomo.

La retención es de un 7% durante el resto del año en el que se registró el empresario individual y durante los dos años siguientes. Después de ese plazo pasa a ser de un 15%.

  1. Los autónomos registrados en el IAE como actividad empresarial, que normalmente facturan sobre todo a particulares, no tienen retención en sus facturas, pero adelantan cada trimestre el 20% de sus beneficios como pago a cuenta del IRPF. Aquellos autónomos que hayan tenido retenciones en menos del 70% de sus facturas también deben hacer esa declaración trimestral (modelo 130), pero pagan el 20% de sus beneficios menos todo lo retenido en facturas.

Si los rendimientos netos del año anterior han sido bajos, el autónomo en actividad empresarial puede deducirse hasta 100 euros por trimestre en esos pagos a cuenta.

¿Cuánto cuesta el IVA cada mes para un autónomo?

El caso general: el IVA no cuesta nada

Normalmente, el IVA no tiene ningún coste para un empresario individual. Es un impuesto que paga el cliente final. Un autónomo factura sus productos y servicios, sumando el IVA a la base imponible. Cobra la factura completa, con el IVA incluido, y luego devuelve la diferencia entre el IVA cobrado de clientes y el IVA pagado a proveedores a la Agencia Tributaria. Habitualmente, esos pagos se hacen trimestralmente.

Aunque no represente ningún coste, sí que influye en la tesorería del negocio, ya que las cantidades de IVA pueden ser a veces notables. Es importante ser consciente de ello para no tener problemas de liquidez.

Las actividades exentas de IVA

Algunas actividades, como por ejemplo las consultas médicas, están exentas de IVA. ¿Y qué ocurre entonces con el IVA que se paga en las facturas de los proveedores? En ese caso, es un mayor gasto para el negocio. Dependiendo del nivel de compras sometidas a IVA que tenga el autónomo, puede suponer un sobrecoste importante.

Los autónomos en estimación objetiva

Para algunas actividades, Hacienda se fía tan poco de las cuentas oficiales de los negocios que prefiere usar unos criterios objetivos como los metros cuadrados del local o el número de empleados para fijar la cantidad de IRPF e IVA que tienen que pagar los autónomos. Suele ser para actividades que manejan mucho dinero en efectivo.

Antes de poner unos ejemplos, compartimos un vídeo que explica de forma sencilla cuánto paga un autónomo al mes

Ejemplos de cuánto cuesta ser autónomo al mes

Voy a poner dos ejemplos de autónomos, cada uno en un tipo de actividad diferente (uno profesional, el otro empresarial).

Una abogada mercantil

Paula es abogada, y la mayoría de sus clientes son empresas y autónomos. Lleva ejerciendo más de cinco años, por lo que sus clientes le retienen un 15% de la base imponible en sus facturas. Un 20% de su facturación la hace con particulares.

Vamos a suponer también que factura unos 50.000 euros al año, y que tiene unos gastos de unos 15.000 euros (despacho, cotización autónomos, suministros y demás).

Seguridad Social

Paula ha decidido pagar el mínimo, por lo que la Tesorería de la Seguridad Social le gira 289 euros cada mes.

IRPF

El 80% de sus clientes le retienen el IRPF, por lo que, durante un año, ha adelantado a Hacienda 6.000 euros en concepto de IRPF, una media de 500 euros al mes.

Al hacer la declaración el año siguiente, sus rendimientos netos son de 35.000 euros, y, suponiendo que es soltera y no tiene derecho a deducciones, le toca pagar 7.015 euros. Como ya adelantó 6.000, le sale a pagar 1.015 euros. En realidad, el IRPF le costó 584 euros al mes.

IVA

Suponiendo una actividad estable durante el año, y que 11.000 euros de sus 15.000 euros de gastos están gravados con IVA al 21%, cada trimestre Paula cobra de sus clientes 2.625 euros de IVA, y paga a sus proveedores 578 euros de IVA. Por lo tanto, tiene que devolver a Hacienda 2.047 euros de IVA cada trimestre. No le cuesta nada, pero lo cobra y lo paga a la Agencia Tributaria.

Un comerciante minorista

Emilio tiene una tienda de electrónica. También lleva varios años en actividad. El año pasado facturó 100.000 euros en mercancías, con un coste de las mismas de 55.000 euros. Además, pensando en su jubilación, paga 500 euros al mes de cotización autónomos, y entre el alquiler de la tienda y otros gastos se gasta otros 12.000 euros anuales.

Seguridad Social

Ya hemos comentado que, en ese caso Emilio ha decidido pagar un poco más, para tener más pensión cuando se jubile, y pagar 500 euros de cotización a la Seguridad Social.

IRPF

De media, los beneficios trimestrales de la tienda de Emilio son de 6.750 euros. Por ello, cada trimestre, cuando hace el modelo 130, Emilio hace un pago a cuenta del 20%, es decir 1.350 euros. Cuando termina el año, ha pagado 5.400 euros de IRPF por unos rendimientos netos de 27.000 euros. Al hacer la declaración, le sale que debería haber pagado 4.615 euros. Tiene derecho a una devolución de 785 euros.

IVA

Cada trimestre, Emilio cobra de media unos 5.250 euros de IVA de sus clientes, y paga 3.518 euros en concepto de IVA a sus proveedores. Por lo tanto, tiene que devolver a Hacienda 1.732 euros percibidos de los clientes.

¿Cuánto cuesta ser autónomo al mes? Depende

Con esos ejemplos, se ve como el coste de autónomo puede ser muy diferente según la persona y la situación del negocio.

Un autónomo joven, que acaba de empezar, pagará muy poca cotización (unos 60 euros al mes), y probablemente también poco IRPF, porque su actividad no tendrá mucho volumen.

Un autónomo de más edad y más asentado, querrá cotizar más para mejorar su pensión, y puede pagar hasta 1.200 euros al mes en concepto de cotización a la Seguridad Social. Además, si el negocio tiene muchos beneficios, se pagan unas cantidades importantes de IRPF.

 

Esperamos que con ese artículo te haya quedado claro cuánto tendrás que pagar si te haces autónomo. Así podrás hacer unas estimaciones basadas en tus proyecciones económicas.

 

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*