Las preguntas que hay que hacerse antes de abrir un bar

El bar es el negocio más habitual en España, lo que implica que son muchas las personas que ahora mismo se están planteando como opción la idea de montar uno. Para todas esas personas, tenemos un artículo detallando el plan de empresa de un bar, pero hoy nos vamos a centrar en las preguntas que hay que hacerse antes de abrir este tipo de establecimiento. Lectura obligada para todos los candidatos a montar un bar.

¿Por qué quiero abrir un bar?

Montar un negocio es una decisión importante, que implica aspectos de carrera profesional y por supuesto aspectos financieros. Influye en el tiempo de ocio, en la convivencia con otras personas, y en muchos aspectos de nuestras vidas. Por eso, es fundamental preguntarse cuál es el motivo profundo de querer abrir el bar. Reconversión profesional, pasión por las cervezas, continuación lógica de la carrera profesional, deseo de independencia, búsqueda de una mejor situación financiera… hay que tener muy claro el por qué. En los momentos difíciles, que siempre los hay en los negocios, permitirá recuperar la motivación original.

¿Tengo la formación y la experiencia adecuadas?

Montar un bar va mucho más allá que servir cervezas y cafés a los clientes detrás de una barra. Demasiadas personas piensan que es un negocio sencillo, y que lo van a poder manejar sin problema, y ganar mucho dinero. En realidad, desde el inicio (con la elección del sitio, de la temática, y demás) hay que tomar decisiones, y para tomar las decisiones correctas, hay que estar informado. Eso se consigue como en cualquier otro negocio, con formación específica y experiencia profesional. Tener un bar es gestionar un equipo de personas, lidiar con proveedores, atender a los clientes, a veces incluso servir comida. Todos esos procesos tienen sus riesgos y oportunidades, y es importante tener el perfil y el recorrido para hacerlo lo mejor posible.

¿Estoy dispuesto a hacer sacrificios?

El sector de la hostelería es uno de los más sacrificados. Un bar tiene que abrir entre semana, pero hace la mayor parte de su facturación los fines de semana y los festivos. Es mucho más difícil cogerse vacaciones, porque a menudo implica cerrar el establecimiento. Los horarios también son complicados, especialmente cuando se atiende al público desde el desayuno hasta avanzada la noche.

Eso hay que tenerlo muy en cuenta antes de montar el bar, porque cada persona reacciona de forma diferente a este tipo de exigencias del trabajo.

¿Autoempleo o negocio?

¿Cuál es el planteamiento del negocio? Muchas personas ven el bar como una oportunidad de tener un autoempleo. Eso puede valer para un establecimiento pequeño, donde haces prácticamente todas las funciones, pero cuando se tienen unas ambiciones económicas, hay que plantearse el bar como un negocio. ¿Qué queremos decir con eso? Simplemente, que la gestión de un bar consiste en hacer que las cosas estén bien organizadas. La persona que monta el negocio debería dedicarse en prioridad en asegurar un funcionamiento fluido del negocio. Eso significa estar pendiente de las diversas áreas del negocio, orientar, tomar decisiones, gestionar el personal, etc. Si en lugar de eso, el empresario se dedica a servir las copas y limpiar las mesas, entonces lo más probable es que pierda en fallos organizativos mucho más de lo que se ahorra en personal.

Además, una de las grandes limitaciones que suelen citar los propietarios de bares es que no se pueden ir de vacaciones sin cerrar el establecimiento. Pero si el empresario se dedica al control y a la organización, será capaz de encontrar personas para delegar temporalmente sus responsabilidades cuando se vaya. De hecho, por eso los empresarios exitosos abren varios establecimientos. Sin un sistema de control, no podrían tener varios porque necesitarían estar presentes siempre en uno.

¿Conozco los ingresos y gastos de un bar?

Cuando a una persona se le explica que una tienda compra sus productos por 50% del precio de venta al público, no es raro ver reacciones de enojo, apoyadas en la sensación de ser víctima como consumidora de una estafa. Sin embargo, cuando a la misma persona se le explica cuánto gasta una tienda en alquiler, en gastos de personal, en impuestos, etc, suele cambiar de parecer y entender mejor la razón de esos márgenes.

Con los bares pasa algo parecido. La compra a los proveedores suele representar un 30 o 35% de la facturación, lo que significa que entre un 65 y un 70% de las ventas es margen. Parece mucho, pero si indagamos un poco más nos encontramos que el gasto de personal suele representar entre un 25 y un 40% de la facturación, el alquiler un 10% y los otros gastos entre un 10 y un 15% (principalmente suministros). Con todo, un bar suele dejar un beneficio de entre un 10 y un 20% de las ventas, o lo que es lo mismo, para ganar 1.000€ tienes que facturar entre 5.000€ y 10.000€ mensuales.

La mayoría de los bares de barrio ganan lo justo para pagar a su dueño, y eso para un horario de trabajo muy extensivo. Es importante tenerlo en cuenta antes de pensar en abrir el negocio.

Otro aspecto importante es entender el potencial de tu local. Por tamaño, ubicación, y demás, se puede estimar una facturación, y de allí se deducen dos cosas:

  • Cuanto alquiler puede pagar el bar (tiene que ser menos del 10% de esa cifra).
  • Cuanto personal puede contratar.

En el capítulo de personal, hay más flexibilidad, porque los empleados se pueden contratar o despedir, pero si se firma un alquiler demasiado caro, entonces se puede perjudicar la rentabilidad del negocio a medio y largo plazo.

¿Dónde voy a abrir mi bar?

La ubicación es un factor muy importante en cualquier comercio, y un bar no escapa a esa regla. Cuidado, que con una buena ubicación no se garantiza el éxito, la gestión tiene mucho que ver. Pero con una mala ubicación, incluso un buen equipo gestor podría tenerlo muy complicado para triunfar. Vamos a ver algunas opciones.

  • Zona comercial con mucho paso y mucha visibilidad. Es sin duda el caso ideal. Lo típico es el centro de una ciudad, o una zona de ocio. Los otros establecimientos funcionan como un reclamo adicional. La competencia puede quitar clientes pero se conseguirá muchos más en cambio, siempre que la gestión este a la altura.
  • Bar de barrio. Allí puede ser interesante si tanto el local como el entorno son favorables. Si se consigue un buen local, con una buena terraza, que invite a estar un rato al sol tomando algo, puede tener mucho tirón.
  • Zonas sin bares. En España es raro que no haya bares, pero a veces hay una nueva urbanización, o un barrio se transforma y se vuelve más atractivo, y entonces tiene sentido abrir un bar.

Antes de elegir un local, hay que pensar mucho, de forma constructiva y crítica. Es una decisión que no se puede echar fácilmente atrás. Una vez invertido el dinero, habrá que seguir con el mismo sitio. Así que hay que procurar evitar las corazonadas y analizarlo todo de la forma más objetiva posible. Con ilusión, claro.

 ¿Qué tipo de bar voy a montar?

Entre el bar de barrio sin nada original y conceptos muy arriesgados como el bar temático taiwanés decorado como un hospital, hay un sinfín de opciones. Para plantear el negocio, es importante tomar en consideración la ubicación del mismo, y por lo tanto también la tipología de clientes que acudirán. No es lo mismo abrir un bar elegante para que las parejas y las familias vayan a tomarse un café que otro más orientado a un público juvenil, que se congregue al salir de la universidad y antes de ir a tomar copas.

La idea y el planteamiento del negocio se reflejan en muchas decisiones, y por supuesto en el diseño del plan de empresa.

¿Cuánto dinero necesito para montar mi bar?

La inversión en un bar suele ser importante. Si se parte de cero, hay que invertir en obras de adecuación, en máquinas, en mobiliario, y por supuesto comprar las existencias iniciales. Si se coge un traspaso, y el local era más o menos exitoso, van a pedir una cantidad significativa de dinero, y si el local no tenía éxito, ¿de verdad interesa comprar el traspaso?

Dicho eso, no es raro que invertir en un bar cueste entre 40.000 y 150.000€. Todo depende del tamaño del bar, de su ubicación, de su potencial, de la ciudad donde está, etc. Pero no suele ser una inversión tan económica.

De nuevo, hay que pensar como empresario y a largo plazo. Es raro que haya chollos. Si el traspaso es barato, es muy probable que el bar tenga poco potencial. Si el alquiler es muy económico, quizás el local no esté bien ubicado, o tenga una distribución que no se ajuste a las necesidades del negocio. La idea es intentar conseguir un sitio sin taras y con potencial, a un precio razonable para poder rentabilizar la inversión en unos años.

¿Alquiler o propiedad? ¿Traspaso o empezar de cero?

Hablemos primero del local. Para el local dos opciones son posibles: alquilarlo o comprarlo. Normalmente, es recomendable alquilar, porque la compra del bien inmobiliario encarece notablemente la inversión, pero en ocasiones, puede que adquirir el local sea buena idea. Eso sí, una vez comprado, la rentabilidad que genere el bar deberá ser superior a la renta mensual que se podría percibir poniendo el sitio en alquiler.

La decisión de traspasar o empezar de cero tiene muchas variables.

  • Una de ellas es el factor económico. Un traspaso, aunque pueda ser más caro que abrir un local de cero, tiene como ventaja la aportación del fondo de comercio. Si el sitio se llenaba antes, es más probable conseguir clientes que en un local que nunca ha sido un bar y que no es conocido.
  • Otra variable es el aspecto práctico. A veces, no se encuentra un local adecuado a las necesidades de la idea de negocio, y es mejor empezar de cero en un sitio que no era un bar.
  • Eso sin hablar del traspaso de licencias.

Hacer esas preguntas es fundamental, esperamos que la lectura de este artículo haya ayudado a aclarar sus dudas.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Crear Empresa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*