No abras el mismo bar que todos

Montar un bar es el sueño de muchos emprendedores españoles, y es el negocio más habitual en nuestro país, con más de 260.000 establecimientos. Por eso, el plan de empresa de un bar fue uno de los primeros que publicamos en el blog, y por eso vamos a insistir en uno de los consejos más importante a la hora de abrir este tipo de establecimiento: la diferenciación.

Muchos bares significa mucha competencia

Así de simple. En cualquier ciudad española, no hace falta caminar mucho para encontrarse con un bar. La estadística dice que en España hay un establecimiento por cada 200 habitantes. Y pese a que haya mucha afición para ir a tomar algo fuera, desde el café de la mañana hasta las copas de la noche, en realidad la competencia es muy alta. Algunos bares están siempre llenos, pero muchos luchan por sobrevivir. No son pocos los establecimientos que apenas dan beneficios, pese a una dedicación de muchas horas diarias.

Los factores más importantes

Son varios los factores que influyen para que un bar tenga éxito. Y varían dependiendo del tipo de local. No es lo mismo tener un bar en el centro de la ciudad, con mucho paso en cualquier momento del día y del año, que regentar un local de barrio. Pero veamos algunos de los factores más importantes:

  • La ubicación. Es importante para cualquier comercio, y especialmente para bares. La visibilidad es importante, pero también el acceso, y la zona.
  • El ambiente del local. ¿Cómo se siente el cliente al entrar en el establecimiento? Hablamos de elementos como la distribución del espacio, la decoración, el mobiliario, la música…
  • Los precios. ¿Cuánto vale un café? ¿Y una caña? ¿Vas a posicionar tu bar como un sitio económico o apuntarás un poco más alto?
  • El servicio. Es fundamental que los clientes salgan satisfechos del servicio. Eso significa amabilidad, rapidez, y por supuesto ofrecer un buen producto.

¿Cómo hacer que los clientes vayan a tu bar?

Por muy importante que sea la ubicación, un mismo local situado en una calle peatonal muy recorrida en la zona de marcha puede tener éxito o ser un fracaso. Los precios por supuesto también tendrá su importancia, pero hay dos factores más poderosos, que son el ambiente y el servicio.

Si te quieres diferenciar, tienes que pensar desde el primer minuto en la experiencia que quieres que tu cliente tenga al visitar tu local. ¿Qué crees que es más efectivo a largo plazo? ¿Una decoración y un ambiente que recuerde a cualquier otro bar de barrio, o una decoración y un mobiliario originales que marquen la memoria de cualquiera que entre en el local? Evidentemente es lo segundo.

Piensa en los lugares emblemáticos de las ciudades que has visitado. ¿Por qué son diferentes? Muchas veces el lugar tiene una historia, o una decoración, o ambas cosas. No es mala idea diferenciarse con un diseño chulo, original y diferente.

El servicio también es fundamental. Si los clientes se acercan a tu local porque es diferente pero luego tienen la sensación de haber recibido un mal servicio, no van a volver. Hay muchos bares que todavía no han integrado este hecho, y por eso demasiadas veces te encuentras con un mal servicio cuando visitas un nuevo bar. Por supuesto, somos humanos, y podemos tener un día complicado, pero en la hostelería la sonrisa y el buen trato son herramientas tan importantes como las bebidas y los alimentos.

¿Quieres aprender más sobre abrir un local? No dudes en visitar nuestro artículo con todo lo que tienes que saber antes de montar un bar. Y por supuesto te recordamos que tenemos un ejemplo de plan de empresa sobre este tipo de negocio.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Crear Empresa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*