Plan de empresa para montar una barbería

plan de empresa barberíaEn los últimos años, se ha vuelto a poner de moda un negocio que parecía de otra época. Entre la moda de las barbas y el deseo de muchos hombres de contar con un servicio de peluquería masculino, la demanda es muy alta. Por eso, hoy vamos a analizar el plan de empresa de un negocio muy vintage, la barbería. Un servicio especializado que parece haber llegado para quedarse.

¿Cuántas barberías hay en España?

El sector de las peluquerías en nuestro país es muy potente. Según la asociación sectorial Stanpa, había en 2019 en España unas 48.000 peluquerías, empleando a 150.000 personas (un 85% mujeres). Facturan unos 4.100 millones de euros. Los emprendedores son principalmente autónomos.

Sobre las barberías hay menos información, pero algunas fuentes cifran en 14.000 el número de establecimientos dedicados al afeitado y cuidado capilar del hombre. Suponiendo que están incluidos en el total anterior, representarían un 30% de los establecimientos.

Y una simple observación a los locales en las calles muestra que, en los últimos años, es mucho más frecuente ver en vitrinas y fachadas el típico poste de barbero, con sus líneas características blancas, azules y rojas. Y no es una sorpresa, ya que, en la actualidad, un 48% de los españoles llevan barba. Muchos la llevan muy corta y no necesitan cuidados del barbero, pero hay quienes los requieren.

Perfil del emprendedor en el plan de empresa de una barbería

En este tipo de negocio, lo más habitual es que el emprendedor sea uno de los trabajadores del local. Por lo tanto, el perfil requerido es de una persona con buen trato, y por supuesto buenas técnicas para cortar el pelo o cuidar la barba.

Hace falta, además, ser capaz de seguir la evolución de la técnica y de la moda, para poder ofrecer a los clientes los cortes que pidan.

Planteamiento del negocio

Hay muchas formas de plantear el negocio de una barbería, pero vamos a citar los tres que parecen más frecuentes:

  • Solo cuidado de barbas. Se trata de un negocio especializado, que se dedica a atender a aquellos caballeros con barbas y bigotes que requieren cuidados especiales.
  • Peluquería y barbería. Es probablemente el modelo de negocio más común, que permite atender a todo tipo de cliente masculino, y no solamente aquellos hombres que lleven barba.
  • Peluquería, barbería y estética. Es una nueva tendencia, muy interesante. Cada vez más hombres optan por cuidados cosméticos, y servicios como la depilación. Tener una oferta que cubre todas las necesidades estéticas masculinas puede ser una apuesta ganadora.

Análisis de competencia en el plan de negocio de una barbería

  • Otras barberías de la zona. Se trata de la competencia más directa. Es un negocio muy local, ya que los clientes buscan la comodidad de poder ser atendidos cerca de casa o del lugar de trabajo. El precio y el trato son los dos elementos que más influirán a la hora de destacar.
  • Peluquerías generalistas de la zona. La inmensa mayoría de las peluquerías atienden tanto a mujeres como a hombres. No suelen ofrecer servicios de barbería, pero como muchos hombres solo necesitan un corte de pelo, son una competencia importante para el servicio de peluquería. Además, en su mayoría es una atención femenina, a diferencia de las barberías, que suelen ser regentadas por hombres, y algunos clientes lo prefieren.
  • Máquinas para cortar el pelo y tutoriales en Youtube. Puede parecer una competencia anecdótica, pero muchos hombres no van a la barbería ni a la peluquería porque se cortan el pelo y la barba por su cuenta, o con la ayuda de familiares. No hace falta mucha inversión, y en Internet se dispone de mucha información para hacerlo correctamente.

Segmentación de cliente

El cliente de la barbería es un hombre, que habitualmente lleva barba, aunque también puede haber clientes sin barba que solo quieren un corte de pelo. Se trata de un perfil más bien joven, que sigue la moda. Muchos también son deportistas. Por lo general, tienen un nivel de ingresos medio o medio alto, especialmente aquellos que tienen una barba larga que requiere cuidados profesionales frecuentes.

Oportunidades y riesgos

La principal oportunidad del sector es la tendencia de fondo que hace que los hombres cuiden cada vez más su imagen. Como hemos mencionado antes, van al gimnasio, cuidan su corte de pelo, y hasta contratan servicios de estética como la depilación. El mercado de la cosmética y estética masculina está todavía muy lejos de asemejarse al femenino, pero hay un potencial muy interesante que podría suponer un buen crecimiento futuro para negocios como las barberías.

El principal riesgo es un cambio de tendencia. Hace unos años, pocos eran los hombres que llevaban barba. Ahora son la mitad, y dentro de un tiempo la tendencia se podría revertir, lo que afectaría los servicios de barbería. Sin embargo, la demanda de peluquería para hombres no debería verse afectada.

Medios necesarios para montar el negocio

Cuando se plantea el plan de empresa para una barbería, uno de los análisis más importantes es ver los medios necesarios para abrir el negocio.

Es importante tener un local a pie de calle, en una zona transitada. No hace falta que sea muy grande, pero sí que sea visible. De hecho, en la mayoría de los casos, las barberías son locales mucho más pequeños que las peluquerías para mujeres.

El material necesario es muy similar al de una peluquería: sillas de peluquería, espejos, lavabos de peluquería, y por supuesto, máquinas, tijeras, material de esterilización, secadores, ordenador, TPV y poco más.

Estrategia de comunicación

¿Cómo dar a conocer una barbería? Hay varias estrategias que suelen funcionar muy bien.

Primero, la vitrina con el poste de barbero tiene que ser un reclamo para todos aquellos clientes que pasan por delante del local.

Además, es imprescindible tener presencia online. Por supuesto, hay que registrar el negocio en Google para que aparezca en las búsquedas de negocios locales. Y también es recomendable tener perfiles sociales en Instagram o Facebook para compartir fotos de los cortes y alcanzar una comunidad.

A medio plazo, la mejor publicidad de este tipo de negocio es la reputación. Los clientes satisfechos recomiendan el lugar a sus amigos y familiares, y además, muchas personas dejan opiniones positivas online, tanto en el perfil Google de la empresa como en redes sociales o páginas especializadas en servicios.

¿Cuánto cuesta abrir una barbería?

Teniendo en cuenta la fianza del local, las posibles obras, la decoración y rotulación, y la compra de los equipos que hemos mencionado antes, abrir una barbería puede costar entre 20.000 y 40.000€, dependiendo de múltiples factores, como el tamaño y la ubicación del local, las obras necesarias, la calidad de los equipos elegidos, etc. Por lo general, al ser establecimientos más pequeños que las peluquerías femeninas, las barberías suelen representar una inversión menor.

Estimación de ventas y gastos en el plan de empresa de una barbería

Estimando las ventas

La gran diferencia entre los servicios de peluquería masculinos y femeninos es el tiempo necesario para atender a un cliente. Por lo tanto, una barbería practica generalmente precios bajos, pero atiende a más clientes a la hora que una peluquería para mujeres.

Tanto los cortes de pelo masculinos, como los cuidados de barba se suelen facturar en la misma horquilla de entre 10 y 15€. Vamos a suponer un precio de 10€ (más IVA)

Supongamos que hablamos de una barbería pequeña, donde trabajan solo dos personas: el dueño y un empleado. Creo que es razonable calcular que, a medio plazo, cada uno podría atender a 60 clientes a la semana, lo que daría una facturación semanal de 1.200€ para la barbería. Contando con un mes de vacaciones al año, la facturación anual sería de 57.600€.

Principales gastos

  • Alquiler: 6.000€
  • Suministros: 3.000€
  • Sueldo empleado: 15.000€
  • Seguridad social: 5.250€
  • Cotización autónomos: 3.600
  • Productos: 2.400€
  • Gestoría, seguros: 2.000€
  • Diversos: 1.200€
  • Amortizaciones: 2.500€
  • TOTAL GASTOS: 40.950€

Con esas hipótesis de ventas y de gastos, el emprendedor autónomo que lleva la barbería conseguiría unos rendimientos netos antes de impuestos de 16.650€ al año. Obviamente, variando un poco algunos factores como el precio o el número de servicios, la estimación cambiaría drásticamente, pero preferimos presentar una hipótesis conservadora.

Otros ejemplos de planes de negocio

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*