Plan de negocio para una academia

plan de negocio academiaLa enseñanza es un negocio con muchas facetas y mucho potencial. Si nos limitamos al sector de las academias, vemos como nos encontramos con propuestas muy diferenciadas. Desde las clases de pintura hasta la preparación a las oposiciones pasando por los idiomas, hay una gran variedad de oferta. En este artículo, vamos a ver un ejemplo de plan de empresa para una academia, analizando los puntos más relevantes.

Idea de negocio

Lo decíamos en introducción, las disciplinas que se pueden enseñar en una academia privada son muy variadas, por ejemplo:

  • Academias especializadas en oposiciones, para los exámenes de acceso a policía, maestro, médico especialista (MIR) o cualquier otro puesto público.
  • Academias centradas en disciplinas artísticas, como la pintura, el baile, la fotografía, etc.
  • Centros que imparten clases de idiomas, principalmente inglés, pero también alemán, francés, italiano o incluso chino.
  • Academias de apoyo escolar para alumnos y estudiantes, que les ayudan con las matemáticas y otras asignaturas.
  • Centros para adultos, que tienen convenios con las empresas o con el sistema público de empleo para impartir formación profesional.

Todos esos modelos se pueden implementar de la forma tradicional, es decir en unas aulas y con un profesor. Pero también se puede optar por las clases online, con distintos formatos. Se pueden impartir clases en vivo con un profesor (con el modelo del webinar). También está la posibilidad de un sistema totalmente automatizado, donde el alumno estudia a su ritmo y con el horario que quiere.

En este artículo vamos a coger el ejemplo de un plan de negocio de una academia para oposiciones.

Evolución del sector

2016 2017 2018
Gasto total (M€) 499 543 662

 

El gasto de las familias españolas en “Enseñanzas no relacionadas con el sistema educativo” ha evolucionado de una manera muy favorable en los últimos años. Esa categoría de gastos corresponde a muchos tipos de enseñanzas, entre las cuales se incluyen la mayoría de las academias. La preparación para oposiciones es una de esas enseñanzas no relacionadas con el sistema educativo, según el INE.

Otra forma de visualizar la evolución del sector es mediante la oferta de plazas públicas. En este caso, nos hemos limitado a las plazas estatales, pero evoluciones similares se han notado en la mayoría de las CCAA.

2016 2017 2018 2019
Plazas ofertadas 17.500 20.000 23.000 33.000

 

Durante la crisis y los años posteriores, se aplicó una política de recorte de gasto para equilibrar las cuentas públicas. Eso llevó a no renovar muchos de los puestos de trabajo de funcionarios que se jubilaban. Con la recuperación económica, se ha cambiado la tendencia y el número de plazas ofertadas ha crecido notablemente.

Según esos elementos, la evolución reciente del sector es favorable a los negocios de academias para oposiciones.

Perfil del emprendedor

Cuando se plantea el plan de empresa para una academia, es razonable pensar en un perfil de emprendedor que tenga conocimientos altos en la materia impartida. Es más, en una primera fase, para abaratar costes, no es mala idea plantear que uno o varios emprendedores den clases en la academia. Más adelante, si el volumen de alumnos lo permite, podrán dedicarse a la gestión del negocio, contratando a profesores.

A menudo los opositores que han tenido buenos resultados en los exámenes se convierten en profesores de academias. El hecho de haber sacado una plaza alta suele servir de reclamo para los alumnos. Un emprendedor que haya sido opositor con éxito también da mejores garantías de montar una academia.

Como hemos escogido el ejemplo de una academia para oposiciones, tenemos que destacar que si un funcionario quiere montar un negocio, tendrá que revisar primero la ley de incompatibilidades y obtener las autorizaciones necesarias.

Requisitos para abrir una academia

Se trata de una actividad que no tiene muchos requisitos, salvo por el propio local. Para obtener la licencia de apertura, evidentemente hay que cumplir con la normativa. Como cada municipio puede imponer sus propias restricciones, es importante contar con un profesional especializado en la obtención de licencias de actividad.

Uno de los criterios más importantes al elegir el local será la reglamentación sobre incendios. En particular, el apartado de distancias hasta salidas de emergencia. Hay que tener cuidado con la distribución del sitio, porque en muchos casos, cualquier punto a más de 25 metros de una salida no se podrá usar para clases.

Otro elemento fundamental es la accesibilidad del local. Es necesario comprobar que no existen barreras arquitectónicas antes de firmar el alquiler.

El activo más valioso: los profesores

Lo comentábamos antes, cuando una academia empieza, lo que más van a mirar los alumnos es el profesorado. Idealmente, quieren personas que hayan pasado por el mismo proceso, para las mismas plazas, y hayan superado con éxito la oposición. No solamente quieren saber contenidos y hacer simulacros de exámenes. Quieren consejos prácticos para organizarse, estudiar, o ser más eficientes el día de la oposición. Y normalmente, preferirán recibir esa información de alguien que ha vivido todo eso en primera persona.

En una segunda fase, una academia puede basarse en estadísticas de éxito. Es decir, cada año, puede hacer público el número de alumnos que han aprobado la oposición en cada especialidad. Si una academia tiene un 90% de alumnos exitosos cuando la media nacional de personas que aprueban la oposición es de un 10%, tiene un gran reclamo comercial para atraer a clientes.

Volviendo al tema de los profesores, un aspecto complicado es que la mayoría de los opositores exitosos son funcionarios y por lo tanto tienen restricciones por la ley de incompatibilidad. Sin embargo, hay opciones:

  • Un funcionario puede dar hasta 75 horas al año de clases, conferencias o cursos. Contratando a varias personas para diferentes materias, se puede cubrir todo el temario.
  • Algunos funcionarios pueden pedir una excedencia, conservando su plaza, y ejercer algunas actividades remuneradas mientras tanto.
  • Las recientes leyes sobre el envejecimiento activo permiten a los funcionarios jubilados compaginar algunas actividades en el sector privado con su pensión, dentro de algunos límites.

Inversión necesaria

Una pequeña academia requiere una inversión significativa. A la adecuación del local hay que sumar la inversión en mobiliario (mesas y sillas), además de algunos dispositivos como proyectores, ordenadores, etc.

Una estimación para una academia con capacidad para 60 alumnos (3 aulas pequeñas de 20 alumnos, por ejemplo) sería la siguiente:

  • Fianza local: 4.000€
  • Obras adecuación local: 15.000€
  • Rotulación: 2.500€
  • Mobiliario (sillas, escritorios, etc): 8.500€
  • Material informático: 4.000€
  • TOTAL: 34.000€

Principales gastos

Vamos a suponer que la academia cuenta con 6 grupos de alumnos que estudian 10 horas a la semana, ocupando las aulas en total unas 4 horas al día. El emprendedor da 10 horas a la semana.

  • Alquiler local: 2.000€
  • Suministros: 300€
  • Sueldo profesores: 7.875€ (35€/h)
  • Seguridad social: 2.756€
  • Cotización autónomo: 300€
  • Gestoría y profesionales: 200€
  • Seguros: 100€
  • Diversos: 100€
  • Amortizaciones: 235€
  • TOTAL GASTOS: 13.866€

Ingresos y rentabilidad

Está claro que cualquier negocio se suele ir consolidando con el tiempo. En las hipótesis que manejamos para este plan de empresa de academia hemos estimado los gastos e ingresos a medio plazo. Por eso hablamos de 6 grupos de alumnos. Lógicamente, al principio la nueva academia empezaría probablemente con uno o dos grupos pequeños.

Vamos a suponer que se ha conseguido una media de 15 alumnos por grupo. El precio mensual de la cuota es de 200€ por alumno, una cantidad justificada por el alto número de horas.

La facturación mensual de la academia sería entonces de 18.000€

El beneficio mensual sería entonces de 4.134€

Sin embargo, hay que destacar que es un negocio que depende mucho de los registros de alumnos. Al principio de curso, en función de los estudiantes apuntados, se ajusta la oferta formativa, organizando los grupos y contratando a los profesores. Se puede dar el caso de que no haya suficientes alumnos registrados para justificar la contratación de un profesor. Por esos motivos es tan importante tener unas opiniones favorables, profesores que haya tenido éxito en las oposiciones y también buenas estadísticas de aprobados.

Por los altos gastos fijos, es un negocio que rápidamente puede perder margen. Los alumnos cambian de un año para otro, y los mejores profesores pueden tener la tentación de montar su propia academia o de dar clases particulares. Pero un establecimiento con buena reputación y buenos resultados puede generar la confianza suficiente para atraer cada año nuevos alumnos y ser muy rentable.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*