Ideas para reducir las existencias de tu negocio

reducir las existenciasEl stock es uno de los elementos claves para la tesorería de la empresa. Conseguir reducir las existencias sin perjudicar al buen funcionamiento de la compañía puede representar una mejora de liquidez muy significativa. Aquí vienen algunos consejos prácticos que quizás puedas aplicar en tu negocio.

¿Por qué las empresas tienen stock?

Una persona que no sepa de negocios podría naturalmente porque las empresas suelen tener existencias, sobre todo sabiendo lo que cuestan. La respuesta rápida y correcta es que el stock sirve para prevenir ciertos elementos de incertidumbre. Perder una venta por no disponer de un producto es una de las peores cosas que puede pasar a una empresa. Y si no hubiera existencias o si esas fueran muy pequeñas, no se cubrirían algunos elementos impredecibles como:

  • La variación de ventas: por mucho que se tenga experiencia en un sector, no siempre se puede saber cuánto se va a vender. Puede haber un pico de venta por parte de los clientes, y hace falta cierto margen para poder asumirlo.
  • La incertidumbre relacionada con los proveedores: tanto quien fabrica el producto (o la materia que necesita el negocio para su propia producción) como quien lo transporta puede tener problemas o variaciones. Esto puede retrasar la llegada del producto y por lo tanto provocar una ruptura de existencias.
  •  Los problemas internos de producción. En el caso de una empresa de distribución, no hay mucha incertidumbre al respecto (aunque siempre pueden existir problemas logísticos internos). Pero una empresa industrial, que fabrica algo, puede tener complicaciones que retrasen la producción.

Conoce mejor tus ventas para optimizar tus compras

Aunque como decíamos antes nunca se llegará a una previsión perfecta de las ventas, sí que se puede mejorar el conocimiento sobre ellas. Un ejercicio sencillo puede ser comparar el número de ventas de un producto sobre un periodo dado y compararlo con el volumen de este producto en stock. De allí se puede  expresar el stock en días de ventas para cada una de las referencias de la empresa.

A partir de esto, se pueden identificar grupos de productos. Algunas referencias serán excesivamente representadas en el stock (con el sobrecoste que representa), otras en línea con un funcionamiento normal y finalmente, algunas puede que escaseen.

Por supuesto, comparar el stock con las ventas pasadas es solo una aproximación que hay que afinar con previsiones de ventas y el conocimiento de los comerciales, para luego ajustar las compras para optimizar el stock.

Deshacerse del stock muerto y durmiente

Cuando se analiza el stock por primera vez, es habitual encontrarse con referencias de productos que no han tenido ventas en mucho tiempo o apenas tienen movimiento comparado con las cantidades en existencias. Estos productos son respectivamente el stock muerto y el durmiente. En ambos casos, es mejor plantearse venderlos, incluso con un fuerte descuento, en lugar de seguir teniéndoles en la empresa consumiendo recursos financieros. De todos modos, ya no se venderán.

Esta venta liberara espacio y aportará un poco de tesorería a la empresa.

Mejorar el proceso de aprovisionamiento

Si tenemos un stock alto porque nuestro proveedor no es fiable, merece la pena plantearse formas de mejorar esta fiabilidad para no tener que usar tanto dinero en financiar las existencias. Puede ser tan sencillo como reunirse con el proveedor y negociar una mejora de la relación de aprovisionamiento como medidas más drásticas como un cambio de proveedor.

Lo mismo pasa con la empresa de transporte o logística. Trabajar en tener unos procesos más fiables permitirá reducir las existencias.

Mejorar el proceso de producción

Evidentemente, lo que se exija a los proveedores externos también hay que hacerlo en interno. Si se han detectado problemas que crean una incertidumbre superior a lo aceptable en los procesos internos (especialmente en la producción), será necesario revisar en detalle esos procesos para disminuir riesgos y finalmente el stock de precaución.

Externalizar el stock

Para una empresa distribuidora, la mejor situación posible es no tener stock. Es algo posible en algunos sectores o con algunos proveedores. En lugar de comprar el producto y almacenarlo (con el impacto financiero), en ciertos casos es posible negociar que el proveedor deje un stock suyo en la empresa. Cuando venga un cliente, se realiza la compra y la venta al mismo tiempo. Así el proveedor soporta el coste financiero de las existencias. No siempre se puede conseguir ni es fácil de poner en marcha pero merece la pena reflexionar sobre ello.

 

Artículos relacionados

Seguro de crédito: ¿para qué sirve?

Como conseguir liquidez en su empresa

Consejos para pedir un crédito al banco

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Tesorería y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*