Los negocios en tiempos de crisis son posibles

negocios-en-tiempos-de-crisis

¿Emprender ahora? ¿Con la crisis que hay? Más de un candidato a montar un negocio se lo estará pensando mucho. La financiación es escasa, los clientes gastan cada vez menos y los competidores luchan a la desesperada para procurar mantener sus cuotas de mercado. Sin embargo, con algunas condiciones, sigue siendo posible emprender. A continuación unas recomendaciones.

Elegir un sector en crecimiento

Que la economía vaya cayendo no significa que todos los sectores estén impactados de la misma manera. El ejemplo más conocido es el comercio electrónico, cuyo crecimiento es imparable a pesar de las dificultades actuales. Pero también se puede optar por otros sectores menos mediáticos, que también conocen buenos resultados. Basta con seguir la actualidad económica para identificarlos. Eso sin contar con ideas de negocio que aprovechan la crisis.

 

Innovar

Otra forma de empezar puede ser aportando una pequeña ventaja comparativa en un sector en dificultad. Puede ser más servicio, o al revés menos servicio y precios más reducidos o cualquier otro tipo de mejora competitiva. La idea es captar rápidamente nuevos clientes aportando innovación en un mercado saturado y estancado.

 

Empezar con pocos medios

En crisis hay que ser mucho más prudente con el poco capital del que podemos disponer. Significa optar por empezar a lo pequeño, con menos medios de lo que nos gustaría, para probar nuestro concepto e ir mejorando en función de la reacción del mercado. También pasa por comprar de segunda mano o hacer ciertas cosas uno mismo.

 

Buscar financiación en círculos cercanos

Con el grifo del crédito menguando mes a mes, la mejor opción es contar con los ahorros propios y algún dinero del círculo más cercano (familiares, amigos). Si no es suficiente para empezar a lo pequeño, el disponer ya de un capital será un argumento adicional para convencer a los bancos y organismos de financiación de que apostamos por nuestro proyecto y no son los únicos en poner dinero.

 

Negociar a muerte con los proveedores

Una ventaja de la crisis es que es mucho más fácil conseguir buenos precios. Los proveedores estarán dispuestos a hacer esfuerzos económicos si se les pone en competencia, especialmente si se va a pagar al contado y no pedir crédito.

 

Tener un plan de empresa muy bien preparado

Emprender es complicado. Emprender en crisis lo es mucho más, y por lo tanto cuantas menos cosas se dejen al azar mejor. La mejor forma de prepararse es planificar, y la herramienta perfecta para ello se llama plan de negocio. En el blog tenemos toda una sección sobre este documento tan importante, incluso con ejemplos de plan de empresa.

 

Trabajadores cualificados

Si tu proyecto necesita contratar personal, en un momento de crisis la desgracia del paro se convierte en una oportunidad para el emprendedor. Al contrario de otras épocas donde ciertos tipos de perfiles pueden escasear, ahora se encuentra personas muy motivadas para cualquier empleo y competencia.

 

Artículos relacionados

Financiación para emprendedores: las 4 alternativas

Como conseguir liquidez en su empresa

Plan de empresa de una peluquería

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*