Invierte en tu proyecto

dinero proyectoSi hay una cosa que muchos emprendedores desconocen, es la importancia que tiene para un inversor o un banco el ver como el promotor del proyecto arriesga dinero propio en su empresa. Si pensabas pedir el 100% del dinero, quizás este artículo te haga cambiar de opinión y entender por qué es mejor que inviertas algo de dinero tuyo.

Prueba de compromiso

El principal motivo por el cual les gusta a los inversores, entidades de capital riesgo, business angels, o simplemente bancos ver que inviertes tu propio dinero en el proyecto es porque es una muestra de compromiso.

Poniéndolo de otra forma, es demasiado fácil presentar un proyecto donde los que arriesgan el dinero son los demás. Es cierto que el promotor del proyecto probablemente haya invertido mucho tiempo en su idea de negocio, pero el tiempo perdido no duele tanto como el dinero gastado. Alguien que no pone dinero de su parte da la sensación (seguramente equivocada) que no cree en su proyecto, porque no arriesga algo propio.

Demuestra capacidad para encontrar recursos

Quizás algunas personas que lean estas líneas piensen: “yo no tengo dinero ni ahorro, es imposible que pueda aportar nada”. Es verdad que a veces se da el caso que el promotor de un proyecto no tenga dinero. Pero aun en esos casos, es recomendable buscar soluciones para conseguir algo. Quizás haya que demorar algunos meses el lanzamiento del proyecto para trabajar y ahorrar alguna cantidad. Quizás se venda algún activo no imprescindible. O quizás se encuentre otra solución.

Lo importante es poder llegar delante de los interlocutores mostrando que se arriesga dinero propio, y que pese a no disponer de mucho, se han conseguidos fondos con imaginación o trabajo duro.

invertir en proyectoUna aportación proporcional a lo que se tiene

No se trata de aportar mucho dinero, sino de aportar una cantidad significativa respecto a la situación de una persona. Quien invierta los únicos 5.000€ que tenga ahorrado demuestra mucho más compromiso que quien invierta 10.000€ disponiendo de 5 veces esa cantidad.

Volvemos a la idea de antes. Para medir el compromiso de alguien, hay que considerar cuanto le “dolería” al emprendedor que el proyecto fracasase. Si esto supusiera la pérdida de un 10% de lo que tiene ahorrado, entonces no parece que el emprendedor se arriesgue mucho. Si ha invertido el 50 o el 100% de lo que tenía, es otra historia.

Se invierte en personas, no en ideas

Detrás de todas esas consideraciones está el hecho de que los inversores apuestan por personas, no por ideas de negocio. Una persona que arriesga su propio dinero, que ha sido capaz de conseguir fondos, es alguien que muestra indicios de tener fe, perseverar y por supuesto como ya dijimos, de estar comprometida con el proyecto.

Las ideas de negocio no se gestionan solas. Necesitan personas capacitadas para llevarlas a cabo. Un promotor que invierte dinero propio demuestra tener al menos parte de las capacidades requeridas, aunque, por supuesto, invertir dinero propio no es para nada suficiente para convencer a otros inversores.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Crear Empresa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*