Las previsiones de la OCDE para España (2016)

previsiones ocdeCon el nuevo año, es momento de felicitaciones, mejores deseos para el nuevo ejercicio, pero también de proyección hacia el futuro. Tras tantos años de crisis, y falsas esperanzas de recuperación en varias ocasiones, parece que el crecimiento del 2015 se verá confirmado este año y también el siguiente. Por eso es interesante echar un vistazo a las previsiones de la OCDE para nuestro país.

previsiones economicas 2016Más crecimiento, pero más lento

El fuerte crecimiento de la economía en 2015 se debía entre otras cosas a dos factores externos: la depreciación del euro (que facilita las exportaciones fuera de la zona euro) y los precios bajos del petróleo y de otras materias primas. La influencia de esos dos factores se va a disipar en los próximos meses, minorando el crecimiento económico.

Al tener tipos de intereses bajos durante todavía muchos meses, las inversiones de los negocios son más económicas, lo que debería seguir favoreciendo la recuperación empresarial.

Dos grandes tareas pendientes: desempleo y endeudamiento

Aunque el empleo está creciendo de una forma sostenida en los últimos meses (desde 2013 aproximadamente), el nivel de desempleo es tan elevado que tardará unos años a resorberse, y seguiremos con altas tasas de paro en 2016 y 2017. La OCDE espera nuevas medidas para reducir las desigualdades que se han producido por la crisis.

La deuda pública también sigue siendo una preocupación, y aunque el déficit presupuestario se haya reducido significativamente en los últimos años, para reducir la deuda la OCDE estima que seguirán necesarias medidas para controlar el presupuesto público y desendeudarse.

La inestabilidad política

A fecha de la consulta de la página de la OCDE, sus últimas previsiones sobre España no tomaban en cuenta el resultado de las elecciones generales de diciembre, que han dejado cierta incertidumbre sobre el futuro político del país a corto plazo. Esta inestabilidad podría afectar la economía, aunque si tomamos en cuenta que los presupuestos para el 2016 ya se aprobaron y que hay ejemplos en nuestro entorno que países que han funcionado varios años sin gobierno (Bélgica), se podría pensar que no hay motivos para alarmarse demasiado.

Artículos relacionados

 

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Economía, Mundo Empresarial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*