¿Qué es una start-up?

que-es-una-start-upSi te interesa el mundo emprendedor, seguramente habrás escuchado más de una vez hablar del concepto de start-up. Como a veces se emplea de forma abusiva para señalar cualquier empresa de nueva creación, nos ha parecido interesante pararnos un momento para procurar delimitar mejor el término.

Empresa incipiente

En primer lugar la start-up es una empresa en su fase inicial. Es decir que todavía no es más que una idea de negocio asociada a un modelo de negocio enfrentándose a sus primeros pasos en el mundo empresarial, haciendo sus primeras ventas. En cuanto se consolida deja de ser una start-up para ser una empresa como cualquier otra.

Innovación

Una de las características más importantes de las start-ups es la innovación. Se trata de conceptos en su mayoría rompedores, que encuentran una solución muy innovadores a problemas existentes.

Pero no hay que confundir innovación con tecnología. Aunque muchas de las start-ups tienen una base tecnológica, la innovación no siempre se basa en avances técnicos. Se puede innovar modificando radicalmente los procesos o la forma de trabajar, sin depender de una investigación muy compleja.

Una start-up puede encontrar un nuevo mercado (aportando servicios que hasta ahora no existían) pero también puede aportar nuevas soluciones a un mercado ya consolidado.

Escalabilidad

¿Sabes cuál es la diferencia entre una empresa viable y una empresa escalable? El concepto de escalabilidad significa que a medida que va creciendo la empresa sus beneficios aumentan significativamente más rápido que su facturación. Por eso muchas de las start-ups están aprovechando Internet, ya que el coste marginal es casi nulo.

En otros términos, una start-up tiene un potencial de rentabilidad muy alto, a diferencia de otros negocios tradicionales que pueden ser viables y rentables, pero no ofrecerán esos ratios de retorno sobre inversión.

Riesgo

La última característica de una start-up, y que viene asociada a la anterior, es una alta probabilidad de fracaso. Teniendo en cuenta que muchas veces se enfrenta a nuevos mercados es lógico que el riesgo sea alto. Quizás sea una buena idea sobre el papel, pero a la hora de la verdad no haya mercado. O quizás nunca se consiga alcanzar este punto de rentabilidad a partir del cual los beneficios crecerían de forma exponencial.

Por esa característica, las start-ups son las inversiones preferidas de un tipo de actores muy específicos: las empresas de capital riesgos y los business angels. Son inversores que son conscientes del riesgo, pero que con su experiencia y su metodología consiguen que la rentabilidad del éxito de unos cuantos proyectos supere las pérdidas de la mayoría.

 

Artículos relacionados

¿Qué es el capital riesgo?

¿Qué es el activo circulante?

5 consejos para conseguir liquidez en su empresa

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Crear Empresa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*