La presentación del equipo en el plan de empresa

Ya hemos tratado antes la presentación del equipo promotor, pero una empresa es una aventura humana que va más allá de los creadores del negocio. La plantilla es clave para conseguir los objetivos empresariales, y por este motivo consideramos que en muchos planes de empresa merece la pena pararse a presentar el equipo.

¿Cuándo incluir una presentación del equipo?

No todos los negocios incluyen la contratación de empleados, y para aquellos que sí lo hacen, no siempre es relevante hablar en detalle del equipo de colaboradores. Algunos factores pueden llevar a hacerlo, como por ejemplo:

  • Que el puesto de trabajo requiera un perfil muy concreto, que no pueda cubrir cualquier persona.
  • Que ya se conozca la persona que vaya a hacer parte del equipo y que destaque por unas competencias especialmente útiles para el proyecto.
  • A veces, hay empleados que son casi socios. Personas que por un motivo u otro no quisieron o no pudieron hacer parte del equipo promotor pero se involucran de una forma similar.

¿Qué incluir en una presentación detallada del equipo?

De forma muy similar a la presentación de los promotores, lo que hay que incluir en caso de querer detallar el equipo es unas líneas explicando el recorrido profesional de las personas y como encajan con aspectos fundamentales del proyecto. De nuevo, el objetivo es mostrar a cualquier persona que lee el plan de negocio que las personas que llevan a cabo el proyecto son las más cualificadas para tener éxito.

¿Qué incluir cuando no se entra en detalle?

Si no se entra en detalle persona por persona, al menos habría que explicar en unos párrafos cuales son los puestos de trabajo necesarios para el buen funcionamiento de la empresa, explicando por encima las responsabilidades de cada uno.

Cuando se trata de empresas con una plantilla significativa (es decir más de tres o cuatro personas), entonces puede ser más visual para el lector incluir un organigrama, donde se vea de una manera esquemática la organización y las responsabilidades. Pero, como decíamos antes, para proyectos pequeños no merece la pena dibujar un organigrama, quedaría muy forzado.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Plan de Empresa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*