Plan de empresa para un centro de estética y belleza

plan de empresa centro de estéticaSon muchas las personas que desean emprender abriendo un salón de belleza, y por eso en este artículo vamos a detallar como hacer un plan de empresa para un centro de estética. Lo cierto es que existe una gran variedad de servicios de belleza, por lo que el planteamiento de cada negocio puede ser muy diferente. Veamos los aspectos más importantes del plan de negocio para abrir este tipo de establecimiento.

La idea de negocio en el plan de empresa para un centro de estética

Como comentamos en introducción, son muchos los servicios de belleza que un salón puede ofrecer. Vamos a citar algunos:

  • Tratamientos faciales y corporales.
  • Manicura y pedicura.
  • Depilación.
  • Masajes y spa.
  • Maquillaje.
  • Etc.

Son tantas las técnicas que muchas veces un centro de estética se especializa en solamente una cosa, y más cuando algunos servicios implican invertir en maquinaria. Por ejemplo, hay muchos salones dedicados exclusivamente al cuidado de las uñas, y muchos centros que solo hacen depilación.

Por lo tanto, cuando se plantea el plan de empresa para un salón de estética o centro de belleza, hay que reflexionar mucho sobre la cartera de servicios. En particular, decidir si se quiere un salón generalista con una gran variedad de tratamientos o un centro especializado en una o dos cosas.

Modelo de negocio

Lo habitual para un centro de estética es que los clientes paguen por cada sesión y servicio. Sin embargo, para intentar fidelizar a la clientela, es interesante buscar otros formatos. Por lo general, los bonos funcionan muy bien. La idea es vender un pack de sesiones, con un descuento importante respecto al precio unitario.

También se podría plantear un sistema de suscripción, ya que muchos servicios son muy habituales. Por ejemplo, en el caso del tratamiento de uñas, se podría ofrecer a las clientas que paguen una cuota fija, que les daría derecho a dos o tres tratamientos al mes.

El análisis de ubicación en el plan de empresa de un salón de estética

La ubicación de un centro de estética es un elemento clave. Como cualquier otro negocio de proximidad, como un restaurante, es importante estar en una calle de paso, con mucha visibilidad, de tal forma a conseguir clientes de forma natural. También puede ser interesante situarse en un centro comercial.

Lo ideal es poder tener como vecinos negocios como peluquería, gimnasio, spa, es decir otros establecimientos centrados en el bienestar y el aspecto, pero que no sean competencia directa. Si los servicios van dirigido a una edad o segmento concreto, puede ser interesante ubicarse al lado de tiendas de ropa que apuntan al mismo segmento.

Es muy importante tener una ubicación acorde al posicionamiento de precios que se quiera tener. No es buena idea poner un salón de uñas Low Cost en un barrio burgués ni un centro de estética Premium en un barrio popular.

Diseño del local

En un sector que tiene mucho que ver con la apariencia, el diseño del local es un elemento fundamental del planteamiento del negocio. Tiene que reflejar los valores del negocio, y evidentemente crear una imagen de marca asociada con la belleza.

Por ese motivo, hay que cuidar no solo el rótulo exterior o las vitrinas, sino también todo el diseño interior del local. No importa que sea grande o pequeño, se tiene que ver como un espacio bonito, ordenado y limpio.

Presentación del sector de la estética

Es difícil conocer el volumen de mercado del sector de la estética en España, porque no hay unos límites claros con otros servicios. Por ejemplo, muchas peluquerías ofrecen servicios de belleza y estética. Al mismo tiempo, centros de medicina estética también pueden ofrecer tratamientos de belleza.

Sin embargo, para este plan de negocio, hemos considerado que un centro de estética es un establecimiento específicamente dedicado a alguno de los servicios que hemos detallado antes. Con esa acepción, la consultora DBK daba en 2018 un mercado de 820 millones de euros para España. El Instituto Nacional de Estadística, por su parte, consideraba que los españoles gastaron en 2018 1.050 millones de euros en Tratamientos de Estética Personal.

Al nivel de tendencia, el mercado se mantuvo estable entre 2010 y 2015 (tras bajar por la crisis económica de 2008), pero inicio un crecimiento importante a partir de 2016.

El perfil del cliente en el plan de empresa de un centro de estética

Aunque hay una tendencia con cada vez más varones usando servicios tales como la depilación láser, lo cierto es que los servicios de belleza siguen teniendo una clientela principalmente femenina. Pero luego hay muchos segmentos de clientes.

  • Clientas que vienen muy ocasionalmente para un evento especial.
  • Clientas jóvenes que buscan probar nuevas tendencias.
  • Personas que buscan tener una imagen perfecta cada día por su tipo de carrera profesional.
  • Mujeres más mayores y con un estilo más tradicional.

Dependiendo del tipo de servicios que ofrece el salón de belleza, la clientela puede ser muy diferente.

Análisis de competencia

Cuando se plantea un plan de negocio para un salón de belleza o centro de estética, es muy importante fijarse en la competencia en la zona.

  • Los competidores más directos son evidentemente los otros centros de belleza que ofrecen los mismos servicios, especialmente aquellos con tratamientos y maquinarias similares. Por ejemplo, otro centro de depilación láser.
  • Si se trata de un centro generalista, con diversos servicios, hay que fijarse en los centros especializados en cada tratamiento. Por ejemplo, los salones de manicura.
  • Tampoco hay que olvidar otros negocios, como peluquerías o médicos estéticos que pueden ofrecer tratamientos que entren directamente en competencia.
  • Finalmente, es importante identificar la competencia indirecta. Por ejemplo, las marcas de depiladoras eléctricas compiten indirectamente con los centros de depilación.

Perfil del emprendedor

En realidad, sería quizás más correcto decir perfil de la emprendedora, ya que, en la mayoría de los casos, los salones de belleza tienen propietarias. Lo que ocurre es que, normalmente, la emprendedora trabaja en el centro y realiza parte de los tratamientos.

Por ese motivo, es recomendable que la persona que quiera abrir un centro de estética tenga formación y experiencia en técnicas y tratamientos de belleza, o esté dispuesta a aprenderlos antes de abrir. También es fundamental tener un buen trato con las personas. Es un tipo de servicio muy personal, a veces hasta íntimo, y se necesita generar mucha confianza y tranquilidad.

No hay que olvidar que este tipo de negocio funciona mucho con recomendaciones y que la experiencia del servicio es el principal elemento para juzgar el negocio, más incluso que el precio.

La comunicación en el plan de empresa para un centro de estética y belleza

Cuando se plantea abrir un nuevo salón de belleza, el primer reto es darlo a conocer, ya que probablemente exista ya bastante competencia en la zona. Para eso se pueden tomar varias acciones.

  • Un evento de inauguración siempre llama la atención. No cuesta mucho dinero, y como se crea un poco de ambiente, los vecinos y personas que suelen pasar por la calle se dan cuenta que algo está sucediendo. Además, se puede aprovechar para repartir folletos con ofertas.
  • Repartir flyers por la zona es otra forma de dar a conocer el nuevo negocio, al igual que una campaña de buzoneo o en los parabrisas de los coches del barrio.
  • La presencia online es muy importante. En particular, es recomendable registrar el negocio en Google Maps y en Facebook, y conseguir opiniones positivas de los primeros clientes. También puede ser interesante registrarse en directorios y páginas especializadas.
  • Otra posibilidad es optar por campañas con Grupon o con cofres de experiencias
  • Si alguna técnica novedosa puede llamar la atención de la prensa, se puede intentar contactar con periodistas para conseguir cobertura gratuita.

Plan económico financiero para abrir un salón de belleza

¿Cuánto cuesta abrir un centro de estética?

La inversión requerida es muy diferente según el planteamiento del negocio.

  • Por ejemplo, un salón de manicura no requiere mucho espacio, ni tampoco mucha inversión en maquinaria y equipos. De hecho, muchas personas hacen el servicio a domicilio. Un salón de uñas puede representar una inversión de 5.000€ a 20.000€, dependiendo del estado del local y el tamaño del mismo.
  • Si vas a abrir un centro más grande, con servicios como depilación láser, la inversión será mucho mayor. Ten en cuenta que una sola máquina de depilación láser profesional puede costar más de 10.000€. Para un centro generalista con muchos servicios, la inversión será entre 40.000 y 100.000€.

Estimar la facturación del centro de estética para el plan de empresa

¿Cuánto vende un salón de belleza? Nuevamente, todo depende del tamaño, de los servicios ofrecidos, de los precios y de la tasa de ocupación. Vamos a suponer el caso de un centro pequeño, con una emprendedora y una empleada. En ese supuesto se puede estimar una facturación mensual de 5.000 a 6.000€ a medio plazo, con una ocupación correcta. Es decir, unas ventas anuales entre 60.000 y 72.000€.

Gastos mensuales del negocio

Normalmente, los principales gastos de un centro de belleza son:

  • El alquiler del local, especialmente si está situado en una ciudad cara como Madrid, Barcelona o San Sebastián.
  • El gasto de personal, si no se trata únicamente de un autoempleo.
  • La amortización de las máquinas, especialmente en caso de depilación láser o servicios similares.

Además, están los suministros del local, los productos que se usan durante los tratamientos, la publicidad, los seguros, las gestorías, etc…

Para este ejemplo, vamos a considerar:

  • Alquiler, luz, agua, teléfono e Internet: 700€
  • Gasto de personal y Seguridad Social: 1.500€
  • Cotización autónomos: 300€
  • Productos: 750€ (15% facturación)
  • Gestoría, seguros, abogados: 100€
  • Diversos: 50€
  • Amortización maquinaria: 150€
  • TOTAL GASTO: 3.550€

Estimación de resultado para el centro de estética

En este caso, el beneficio mensual para la emprendedora podría situarse entre 1.450€ y 2.300€, a los que habría que quitar el IRPF (20%).

Como siempre, avisamos que esos datos son muy generales, y que la estimación de resultados de cada proyecto varía totalmente en función del planteamiento de cada negocio.

Esperamos que este ejemplo de plan de empresa para un centro de estética le pueda ser útil para el planteamiento de su negocio.

Nuestros últimos ejemplos de planes de empresa:

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*