Plan de negocio para una gestoría

Las gestorías son unas empresas de servicio muy útiles para Pymes, grandes empresas y particulares. En el ámbito empresarial, se dedican principalmente a elaborar y presentar las declaraciones de impuestos (IRPF, IS, IVA, etc), además de gestionar los aspectos laborales y la relación con la Seguridad Social. Cuando sus clientes son particulares, se dedican a las declaraciones de la renta o a la matriculación de vehículos. En este artículo, vamos a ver como sería el plan de empresa de una gestoría.

Mercado

Según el INE, había en 2016 unas 69.418 empresas registradas con el epígrafe “Actividades de contabilidad, teneduría de libros, auditoría y asesoría fiscal”. Esas empresas facturaron aquel año más de 11.000 millones de euros por sus servicios.

Está claro que esas cifras mezclan varios tipos de empresas, ya que las gestorías normalmente se dedican a la contabilidad, teneduría de libros, y en parte a la asesoría fiscal, pero suelen ser empresas muy diferentes a las de auditoría.

Durante los años de crisis, la facturación de las gestorías se vio directamente afectada por la disminución del número de empresas, y de las plantillas, ya que suelen facturar la gestión laboral por empleado. Además, había menos ventas de coches, y menos particulares susceptibles de querer confiar su declaración de la renta a un profesional.

Sin embargo, desde el 2014 y la recuperación económica, se estima que el sector está creciendo a buen ritmo.

Equipo promotor

Para poder trabajar como gestor, hace falta registrarse en el colegio profesional de la provincia donde se realiza la actividad económica. Normalmente, los colegios exigen una titulación mínima que demuestre que la persona está capacitada para llevar a cabo el asesoramiento. Por otro lado, las administraciones públicas suelen exigir a su vez la colegiación para poder realizar trámites en nombre de otros.

Claro que nada impide que una persona sin titulación abra su propia empresa de gestoría, siempre que contrate a personas que puedan estar colegiadas. Pero, como en casi todos los negocios, suele ser más lógico que el promotor principal (o el equipo de promotores) tengan el perfil profesional que encaje con el negocio, y puedan realizar el trabajo de asesoría ellos mismos.

Por lo tanto, montar una gestoría es un trabajo ideal para aquellas personas con titulaciones en contabilidad, administración o economía.

¿Qué servicios va a ofrecer la gestoría?

En este ejemplo de plan de negocio, estamos hablando de una gestoría para empresas, especializada principalmente en temas de impuestos y de gestión laboral. Sin embargo, las gestorías suelen cubrir muchos trámites, en particular:

  • Las gestiones relacionadas con el Registro Civil (certificados, pasaportes, empadronamientos).
  • Las gestiones relacionadas con la compraventa de vivienda.
  • Los trámites con tráfico.
  • La gestión de marcas y patentes.
  • Las licencias y permisos (armas, pesca).
  • Las legalizaciones y traducciones.
  • La gestión de impuestos y la gestión laboral.

Algunas gestorías grandes cubren todo el abanico, pero en general, las empresas se especializan en una o dos temáticas. Lo primero que debe de hacer el equipo promotor es elegir qué servicios va a ofrecer.

Ventajas de montar una gestoría

Quizás la principal ventaja de este tipo de empresa es que se construyen relaciones comerciales de largo plazo con los clientes. Una vez que una empresa decide contratar los servicios de una gestoría, suele seguir durante varios años, mientras el precio y el servicio le parezcan adecuados. Por lo tanto, una vez que el negocio ya tiene cierta base de clientes, suele tener una facturación muy estable.

Clientes

En el ejemplo de este artículo, gestoría de impuestos y laboral, los clientes principales serán empresas, en particulares Pymes. Los autónomos y las pequeñas empresas no suelen tener ni los recursos ni los conocimientos para poder gestionar sus impuestos de manera independiente. Las empresas más grandes pueden tener un departamento de contabilidad y administración que efectúe las declaraciones de impuestos.

Respecto a la gestión laboral, los clientes pueden ser cualquier tipo de empresa, ya que incluso empresas grandes prefieren subcontratar la elaboración de las nóminas y el trámite de las altas y bajas a una gestoría especializada.

Durante la campaña de la renta, también habría un número importante de clientes particulares.

Competencia

Hay muchos despachos de gestoría en todas las ciudades. Basta con pasear en cualquier barrio para ver el logotipo oficial característico del gestor colegiado. Suelen ser empresas pequeñas y medianas, aunque están apareciendo grandes empresas, que están sacando partido de la tecnología.

Digitalización

En los últimos años, la evolución tecnológica está teniendo un gran impacto sobre las gestorías. Han aparecido nuevos programas que ayudan a gestionar de forma mucho más eficiente los datos de los clientes. Las tareas más mecánicas tienden a automatizarse.

Además, Internet está propiciando una verdadera revolución en el sector. Hoy en día, ya son varias las plataformas que permiten a cualquier empresa u autónomo tener una relación completamente digital con su gestor, mandándole sus facturas y documentos en formato digital, escaneando u sacando una foto desde el móvil. Esas plataformas permiten además al usuario seguir la situación financiera de su negocio, gracias a informes que se van actualizando con los datos de cada periodo.

Cualquier emprendedor que se plantee abrir una gestoría debería reflexionar sobre la parte tecnológica, y tener una estrategia digital integral, ya que es la tendencia del mercado. Las gestorías “a la antigua” van a durar todavía unos años, pero correr el riesgo de desaparecer si no se adaptan a las nuevas tecnologías.

Empleados

El número de empleados de una gestoría está directamente relacionado con el número de empresas clientes. En una primera fase, puede bastar con que dos emprendedores con los conocimientos requeridos hagan funcionar el negocio. A medida que vaya creciendo la empresa, será necesaria la contratación de más contables (que no tienen por qué estar colegiados), además de personal de administración y atención al cliente.

Inversión inicial

Abrir una gestoría no requiere de mucha inversión. La fianza del local, el mobiliario, los equipos informáticos y el software de gestión serán los principales desembolsos. Eso significa que en un primer momento, una inversión de 10.000€ a 20.000€ puede ser totalmente suficiente.

Gastos iniciales

El problema inicial de una gestoría nueva es darse a conocer, y eso se soluciona con un trabajo de prospección y con publicidad especializada. Suponiendo que la prospección corra a cargo de los promotores del negocio, hay que tomar en cuenta un presupuesto para publicidad y para estrategias de posicionamiento y publicidad online. Una cantidad de 2.000€ a 5.000€ es bastante factible.

Gastos mensuales

Vamos a suponer que la gestoría se inicia con dos promotores, cuyo sueldo como autónomo depende del resultado del bufete. Los principales gastos serían:

  • Alquiler del despacho: 600€
  • Luz, agua, teléfono, Internet: 200€
  • Cuotas autónomos: 600€
  • Seguros: 50€
  • Licencias de software: 50€
  • Publicidad: 150€
  • Diversos: 50€

TOTAL: 1.700€

Ingresos el primer año

Vamos a suponer que un cliente medio representa unos ingresos de 100€ al mes (80€ de declaraciones de impuestos y 20€ de gestión laboral). Con una política de prospección activa y las campañas de publicidad, podríamos estimar que la gestoría consiga una base media de 30 clientes durante el primer año. Obviamente en los primeros meses habrá muy pocos clientes, y el número crecerá durante el ejercicio.

Con esos datos, la facturación media del año sería de 3.000€

Resultados del primer año

Con los datos que hemos estimado, una gestoría de este tipo generaría de media un beneficio de 1.300€, es decir 650€ mensuales por promotor, lo que es muy poco, pero hay que tomar en cuenta que se trata solamente del primer año, y que la rentabilidad subiría netamente en los ejercicios siguientes.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡aprovecha y abónate a la fuente RSS! También puedes empezar a seguirnos en Facebook.
Esta entrada fue publicada en Plan de Empresa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*